Corchos que previenen incendios

Zona de alcornoques descorchados en el Monte la Acedía. :: ch. m.

Casares destina la recaudación del descorche a tareas para evitar incendios

CHARO MÁRQUEZ CASARES.

El corcho es un material con múltiples propiedades. Es un aislante acústico natural y además es ignífugo y no inflamable. Puede proteger del fuego. Pero en el pueblo de Casares han multiplicado las propiedades naturales de este material. No sólo el corcho no transmite el fuego, sino que lo previene. Al menos en los montes de Casares. El Ayuntamiento ha destinado parte de lo recaudado del descorche de sus alcornoques a tareas de prevención de incendios.

El Consistorio casereño saca a concurso el descorche de los alcornocales que están en monte público. Esta tarea suele realizarse entre el 15 de junio y el 15 de septiembre, aunque varía dependiendo del desarrollo de los árboles. El 50% del canon que abona la empresa concesionaria se ha invertido en trabajos de protección de incendios. En esta ocasión serán 6.000 euros.

Los trabajos van a consistir en la limpieza de más de 2.800 metros de caminos y vías de acceso al Monte de la Acedía, la realización de fajas auxiliares de cinco metros de anchura a ambos lados de los caminos y el repaso de todos los cortafuegos. En total serán unas 70 hectáreas de monte público las que se va a proteger. El técnico de medioambiente del Ayuntamiento de Casares Cristóbal García explica que es una zona «muy sensible porque está muy cerca de la costa, fraccionada por la carretera, con numerosos carriles de acceso». Tanto es así que en los últimos 30 años se han registrado en este monte de la Acedía dos incendios graves. «Hay mucho tránsito por este zona porque hay muchas viviendas diseminadas, pero además es de fácil acceso para los desaprensivos que quieran hacer daño», advierte.

El peligro de incendio se agrava cuando los alcornoques han sido descorchados «ya que son más sensibles al fuego, y hasta que no pasan dos o tres años no vuelven a ser resistentes», expone García.

El descorche se realiza cada ocho o nueve años una vez que el árbol tiene unos 25 años y un tamaño determinado, con un circunferencia de 60 centímetros aproximadamente. Los alcornoques, a diferencia de otras especies, no tienen su periodo de reposo en invierno, sino que su parada vegetativa se produce en verano.

Grandes recursos

Cristóbal García comenta que hay otros municipios que obtienen grandes recursos económicos de los descorches de sus alcornocales porque tienen grandes extensiones. La reciente temporada ha resultado más productiva que la anterior «se dan muchos condicionantes», aclara el técnico, pues hay que tener en cuenta factores climáticos, incendios y cómo fluctúa el precio del corcho en el mercado.

El Ayuntamiento de Casares ofrece además a los propietarios de viviendas y parcelas en zonas diseminadas un Plan de Autoprotección contra incendios. Un documento obligatorio para las viviendas aisladas, en el que se incluyen las medidas que se deberán tomar en caso de incendio, como tener preparadas salidas alternativas y otras medidas de prevención para la protección de las personas que las habitan. Desde el Consistorio se llevó a cabo además, a principios de año, la adecuación del camino de la Acedía para que los vecinos de la zona dispongan de una vía de comunicación y salida en caso de fuego. Los trabajos consistieron en la limpieza tras las fuertes lluvias y el hormigonado.

Fotos

Vídeos