Condenado a dos años de cárcel por maltratar a su expareja y saltarse la orden de alejamiento

El procesado reconoció los hechos perpetrados contra su excompañera residente en Estepona y a la que conoció cuando era menor de edad

EFE ESTEPONA.

Un hombre ha sido condenado por la Audiencia Provincial de Málaga a dos años de prisión por maltratar habitualmente a su expareja durante varios años, además de lesionarla, amenazarla y saltarse la orden de alejamiento.

El procesado reconoció ayer, antes de la celebración de la vista oral, el relato acusatorio del fiscal y la acusación particular, por lo que se ha llegado a un acuerdo y el magistrado presidente ha dictado sentencia tras escuchar cómo el encausado asumía los hechos.

Además de la pena de prisión, durante cinco años se le prohíbe comunicar y aproximarse a la víctima, a su puesto de trabajo y a su lugar de residencia a una distancia de 500 metros y tendrá que realizar 120 días de trabajo en beneficio a la comunidad.

Al acusado, que inició la relación con la víctima cuando esta era menor de edad, se le condena por dos delitos de lesiones en el ámbito de la violencia de género, maltrato habitual, coacciones, amenazas en el ámbito de la violencia de género, quebrantamiento continuado de medida cautelar y faltas de amenazas.

El procesado, al que le consta sentencias firmes de maltrato habitual y quebrantamiento de condena, mantuvo una relación sentimental con una joven, domiciliada en la localidad en Estepona.

El fiscal explica que cuando se inició la relación la víctima era menor de edad y que una vez rota la relación, el 9 de noviembre de 2008, el acusado se la encontró sobre las 23.00 horas en la vía pública.

Ese día la agredió y se la llevó hasta su domicilio, donde continúo agrediéndola al tiempo que le decía que la iba a matar.

Seis meses antes, el acusado golpeó a su excompañera y le causó un derrame en el ojo, por lo que el Juzgado de Instrucción número 3 de Estepona le impuso la medida cautelar de prohibición de aproximación y comunicación con la víctima durante la tramitación del procedimiento.

El fiscal enumera diferentes agresiones entre el 17 de febrero de 2009 y junio de 2011, que acabaron con sendos autos que le prohibían entrar y residir en el mismo municipio.

Pese a ello, en septiembre y octubre de 2009, la madre de la víctima los vio juntos en varias ocasiones y, en mayo de 2011, tras encontrarse el acusado a la víctima en una caseta del recinto ferial de Estepona, la volvió a insultar y amenazar de muerte.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos