Comienzan las obras de la conexión peatonal de San Pedro y Nueva Andalucía por el Potril

El Ayuntamiento está ampliando el badén existente mediante la ejecución de una acera que salve los márgenes del río Guadaiza

MÓNICA PÉREZ MARBELLA.

En menos de dos meses, si se cumple el calendario, la conexión peatonal entre San Pedro y Nueva Andalucía por el Carril del Potril será una realidad. El Ayuntamiento, a través de la delegación de Obras, está desarrollando los trabajos mediante la ejecución de una acera junto al badén de paso provisional sobre el lecho del río Guadaiza. El concejal del ramo, Javier García, señala que «es una actuación necesaria y muy demandada por los vecinos que mejorará la seguridad vial en la zona porque en la actualidad no hay acera y muchos peatones que se desplazan entre Nueva Andalucía y San Pedro caminan por la calzada, con el peligro que esa situación conlleva».

La obra cuenta con un presupuesto de licitación de 161.000 euros y el plazo de ejecución previsto es de dos meses. La ampliación del badén se va a llevar a cabo mediante la construcción de una acera con un ancho de tres metros constituida por 12 tubos de hormigón que salve la distancia de 27 metros entre las márgenes del encauzamiento del río.

Para ello se va a demoler la cuneta existente en la margen derecha de la calzada para desplazar el eje de la misma y proyectarlo paralelo al muro con el objetivo de ganar espacio en la margen izquierda y dar cabida a la nueva acera, ya que en la actualidad el vial que accede por esa zona del cauce presenta muy mal estado por la utilización masiva de vehículos. El vial donde se prolonga la acera cuenta con una longitud aproximada de 120 metros y un ancho variable de 6,5 metros, por lo que se homogeneizará el ancho del mismo alcanzando los 6 metros más la nueva acera.

Barreras de seguridad

Las obras se complementan con la señalización y balizamiento mediante la instalación, por sentido de la circulación, de cuatro carteles de limitación de velocidad y de precaución. Además se van a colocar dos barreras de seguridad, una a cada lado del badén, para poder cerrarlas con llave y cortar el tráfico de vehículos cuando sea necesario. También se proyecta el alumbrado del vial con la colocación de cinco farolas de siete metros de altura con luminarias tipo led. Se incluye, además, el pintado del muro existente en la margen este del vial, las líneas de borde y separación de carriles y la instalación de balizas luminosas solares de led, empotradas en la acera y en la calzada para señalizar el badén como zona peligrosa.

Javier García ha indicado que «se trata de una zona inundable, por lo que en situaciones de grandes lluvias no deberá ser utilizado como paso provisional ante el riesgo de rebosamiento de las corriente por encima del badén y el posible arrastre de los vehículos que lo utilicen» y ha especificado que «el objetivo es construir un puente en la zona que no haga necesario el paso provisional».

La actuación forma parte de las propuestas ciudadanas aprobadas en los Presupuestos Participativos del año 2016. De hecho, fue una de las más votadas por los vecinos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos