Comienza la obra de la pasarela peatonal que salvará la carretera de Ronda en San Pedro

Los trabajos de construcción de la pasarela son ya visibles junto a la carretera./Josele-Lanza -
Los trabajos de construcción de la pasarela son ya visibles junto a la carretera. / Josele-Lanza -

Se ha desplazado la ubicación inicial de varios pilotes y de una rampa de acceso para sortear las conducciones de luz y agua no recogidas en plano

Mónica Pérez
MÓNICA PÉREZMarbella

Las obras de construcción de la esperada pasarela peatonal que permitirá salvar la carretera A-397 (carretera de Ronda) a su paso por San Pedro Alcántara han dado comienzo una vez solventados los contratiempos con los que se topaba la empresa constructora al iniciar las primeras catas del terreno hace unas semanas. La solución ha sido rápida. Se han desplazado de la ubicación inicial recogida en proyecto varios de los pilotes que sustentarán la pasarela en uno de los márgenes de la carretera, así como una de las rampas de acceso. De esta forma, como explican a SUR fuentes del Gobierno andaluz –administración que construye el paso– se han sorteado las conducciones de electricidad y agua existentes en la zona. Las primeras catas sacaron a la luz estas tuberías y canalizaciones en puntos que no coincidían con los recogidos en los planos remitidos en su día desde el Ayuntamiento de Marbella para la elaboración del proyecto de la obra, según explicaron desde el Ejecutivo regional (información publicada por este periódico el pasado 6 de noviembre).

La obra, con un coste de 331.000 euros, tiene un plazo de ejecución estimado de cuatro meses

Esta circunstancia ha obligado a la adjudicataria de la actuación a realizar una nueva «composición del pilotaje» sobre el terreno desplazando «unos metros»tanto los pilotes de la zona afectada como una de las rampas, sino que ello, indican, haya afectado al resto de parámetros del proyecto.

Desde comienzos de semana, la presencia de maquinaria y obreros junto a la carretera han hecho visible la obra que arranca dos meses después de la fecha inicialmente prevista (septiembre). La infraestructura se compone de un tablero para el cruce a distinto nivel de la carretera A-397 con una longitud de 240 metros, una anchura de 1,90 metros y una altura de 5,5 metros. Estará dotada de iluminación gracias a la instalación de siete luminarias con una altura de diez metros. A ambos lados de la pasarela se instalará una barandilla inescalable de una altura de 1,10 metros y contará con dos rampas en cada lateral que conectan los acerados existentes con la plataforma. Para su diseño, se ha buscado que quede perfectamente integrado con el entorno y que garantice además la seguridad con la que deben contar este tipo de construcciones.

Junto a la glorieta del polígono

La pasarela peatonal se sitúa a unos 40 metros después de la glorieta de acceso al Polígono Industrial de San Pedro Alcántara, en el tramo comprendido entre dicha rotonda y la que desemboca en la autovía A-7. La construcción es vital para garantizar la seguridad de un paso que cuenta con una enorme afluencia de vehículos. Se trata de una travesía que permite la conectividad entre el municipio y otras zonas que se encuentran cercanas a él. Los vecinos de San Pedro habían denunciado los problemas de movilidad existentes en este punto concreto.

La adjudicación de las obras para construir una pasarela sobre la carretera de Ronda se hizo hace unos meses a la empresa malagueña CFVC Construcciones, por un presupuesto de 313.000 euros. La firma se comprometió a rebajar en dos meses el plazo de ejecución, previsto en principio en seis meses. La fecha inicial estimada para la conclusión de los trabajos se había situado para principios de 2018. Durante el tiempo que dure la construcción están previstos una serie de desvíos de tráfico que permitirán compatibilizar la obra con la circulación de los vehículos por la zona.

Fotos

Vídeos