El pez cocodrilo, un depredador en el corazón de Marbella

El ejemplar mide casi un metro y su aspecto es similar al de un cocodrilo. /Josele-Lanza -
El ejemplar mide casi un metro y su aspecto es similar al de un cocodrilo. / Josele-Lanza -

Encuentran un ejemplar el lago del parque urbano de La Represa que mide casi un metro y al parecer se ha estado alimentando de las ranas, tortugas y patos del estanque

Héctor Barbotta
HÉCTOR BARBOTTAMarbella

La especie habita en América del Norte y es habitual en las desembocaduras del lago Michigan, del río Mississippi y en toda la costa norte del Golfo de México. Nadie se explica cómo pudo haber llegado hasta el lago artificial del parque de La Represa, en pleno casco urbano de Marbella. Desde el lunes se tiene constancia de que un ejemplar de pez-cocodrilo (alligator gar), se encuentra en ese lugar, pero no se sabe desde cuándo ni cómo llegó hasta ahí.

Más información

Una foto tomada de casualidad en el parque, donde el pasado sábado se desarrolló un festival de rock con la asistencia de miles de personas y que suele ser frecuentado por niños y familias, registró la presencia del pez, que por sus características físicas suele ser confundido con un cocodrilo. La foto se viralizó y desde ayer los servicios de Medio Ambiente y de Sanidad del Ayuntamiento de Marbella buscan una solución a lo que se puede convertir en un serio problema medioambiental.

El pez será trasladado mañana al Biopark de Fuengirola para ser exhibido en su acuario

Se supone que el ejemplar, que alcanza el metro de longitud, pudo haber sido abandonado en el estanque por alguien que se lo trajo de su lugar de origen cuando aún no se había desarrollado. En el tiempo que ha estado en el lago se ha alimentado de las especies habituales de la laguna, especialmente ranas y tortugas aunque no se descarta que haya dado cuenta también de algún pato. Se trata de uno de los animales acuáticos más grandes que pueden encontrarse en aguas dulces y de poca profundidad.

Para solucionar el problema, el Ayuntamiento de Marbella se puso en contacto el lunes con el Aula del Mar, que comunicó que al tratarse de una especie invasora no cabía más solución que sacrificarlo, ya que no podría adaptarse a ningún hábitat sin provocar una situación de desequilibrio. La solución la ha aportado el zoo Biopark, de Fuengirola, que se ha ofrecido a llevarlo para incorporarlo al acuario del parque. Si no hay cambios de última hora, el visitante inesperado será trasladado mañana a su nuevo hogar. Tortugas, ranas y patos respirarán aliviados.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos