La casa situada frente al Museo se suma al patrimonio municipal para uso cultural en Marbella

Trabajos de apuntalamiento en la vivienda en 2015./Josele-Lanza -
Trabajos de apuntalamiento en la vivienda en 2015. / Josele-Lanza -

La actuación permitirá rehabilitar la vivienda cedida al Ayuntamiento por la Fundación de la pinacoteca e impulsar la ampliación del MGEC

Nieves Castro
NIEVES CASTROMarbella

El Ayuntamiento de Marbella ha incorporado a su patrimonio el inmueble situado frente al Museo del Grabado Español Contemporáneo (MGEC) para uso cultural. Desde el equipo de gobierno explican que esta acción posibilita rehabilitar la vivienda, que ha sido cedida al Consistorio por la Fundación de la pinacoteca, e impulsar la ansiada obra de ampliación del Museo. Igualmente, apuntan, permitirá solventar el embargo que pesa sobre las cuentas de esta institución cultural, lo que a su vez llevará a retomar la actividad normal con la programación de exposiciones, la organización de actividades y la convocatoria de los Premios Nacionales de Grabado que no se convocaron este año.

Como en su día adelantó SUR la Fundación del Museo se enfrenta desde el pasado mes de diciembre a un embargo de sus cuentas por parte del Patronato de Recaudación Provincial debido a una deuda de aproximadamente 100.000 euros reclamada desde el propio Ayuntamiento de Marbella. ¿El motivo? El cobro de unas obras realizadas en el inmueble que ahora se incorpora al patrimonio municipal.

El origen de la deuda se encuentra en los trabajos de protección que acometió el Ayuntamiento de Marbella para frenar el deterioro de la vivienda, en manos de la Fundación del MGEC, y que amenaza con desplomarse debido al pésimo estado de conservación que presenta desde hace años. El Consistorio tuvo que realizar en 2015 trabajos de apuntalamiento y andamiaje en este inmueble para proteger a los viandantes y a los vecinos de las viviendas colindantes, cerrándose para ello la calle Hospital Bazán durante varios meses.

El Consistorio será ahora el encargado de ejecutar las obras de consolidación del inmueble

El inmueble fue adquirido por la Fundación Museo del Grabado Español Contemporáneo en el año 2000 al empresario Joaquín Rivero, cuya última voluntad fue condonar la deuda que pesaba sobre la vivienda producto de la compraventa. En el momento de la operación, se pensó que la casa podría acoger las dependencias administrativas del Museo, un salón de actos, un almacén para las obras de arte, archivos, oficinas y los talleres de grabado. Cuando el PP retomó el proyecto, se planteó que el destino ideal para la vivienda era su conversión en biblioteca para la pinacoteca. Hasta ahora, sin embargo, no se había procedido a la donación modal de la vivienda al Ayuntamiento, que ya se ha hecho efectiva.

El Consistorio será, por tanto, a partir de ahora, el encargado de ejecutar las obras de rehabilitación del inmueble y decidir el destino final de la casa, regularizándose así una situación que venía reclamándose por parte de la Fundación para avanzar en los trámites que permitan la futura ampliación del Museo del Grabado, uno de los buques culturales de la ciudad con reconocimiento a nivel nacional.

En una nota enviada ayer por el Ayuntamiento de Marbella se subraya que para la familia de Rivero, «el mayor halago hacia su persona es que se lleven a buen fin los trabajos» y que la vivienda se incorpore de manera útil a la actividad cultural de la ciudad.

«Resolver esta situación ha sido una de las prioridades del nuevo equipo de gobierno en el ámbito cultural y museístico», señala la responsable municipal de Cultura en Marbella, Carmen Díaz, quien indica que la iniciativa aúna la recuperación del patrimonio histórico y el impulso para un museo excepcional por su contenido.

Fotos

Vídeos