«A Carlos se le activó el mecanismo reflejo de no ser capturado»

«A Carlos se le activó el mecanismo reflejo de no ser capturado»

Antonio Fernández asegura que su hermano decidió huir cuando supo que sus dos compañeros habían sido detenidos y encarcelados

Héctor Barbotta
HÉCTOR BARBOTTAMarbella

-Carlos Fernández tiene su vida hecha en Argentina, con su familia y su trabajo. ¿Con qué documentación cuenta?

-Él tiene su documentación española.

-¿No tiene papeles de residente legal en Argentina?

-No.

-¿Eso le genera dificultades en su vida diaria?

-No conduce ni puede coger un avión. Pero está casado y ha bautizado a sus hijos sin falsificar ningún tipo de documento.

PIEZA PRINCIPAL DE LA ENTREVISTA

-En algunas intervenciones públicas en su trabajo de ‘coach’ aparece como Carlos Hernández

-Sí. Al principio, por reflejo, cambia una H por una F. No es relevante.

-En San Juan se lo conocía como Carlos Hernández. Sin embargo sus hijos llevan el apellido Fernández. ¿Esto nunca le supuso un problema? ¿Nunca llamó la atención?

-No lo sabemos. Ni yo, ni Carlos.

-¿Tuvo algún tipo de protección por parte del gobierno argentino o del español o de alguna persona con poder político o económico?

-Ninguna.

-¿Cuando llega a Argentina lo hace con algún contacto?

-Llega a Buenos Aires sin ningún contacto, solo, en una situación de huida.

-¿Cómo llega hasta ahí?

-Estábamos haciendo el Camino de Santiago cuando la policía va a buscar a Carlos a su casa, el 27 de junio. Lo llaman por teléfono y le dicen que se tiene que personar en una comisaría. Él decide volver a Marbella y en el camino vamos escuchando la radio. De la misma manera que Carlos defiende su inocencia al 100% también lo hace de dos personas muy allegadas a él, Pedro Pérez y María José Lanzat. Mi hermano sabe que son inocentes y cuando ingresan en prisión a Carlos se le activa un mecanismo reflejo en el ser humano que es el de no ser capturado. Huir porque no le queda otra. Ahí tomamos la decisión.

-¿Por dónde iban en ese momento?

-Ya habíamos pasado Madrid. No recuerdo si estábamos por Jaén.

-¿Él tenía el pasaporte?

-El pasaporte estaba en la casa donde la policía había hecho el registro esa misma mañana. En la casa de mis padres.

-¿La policía registró la casa de sus padres?

-Sí.

-¿Y no se llevan el pasaporte?

-No.

-¿Carlos regresa a buscar el pasaporte?

-No. Él se queda en el camino y vuelvo yo a buscarlo. Cuando llego a mi casa no hay nadie y el pasaporte está en la mesita de noche. Yo cojo el pasaporte y algo de dinero. Regreso a buscarlo y nos vamos a Lisboa en un coche alquilado. Nos despedimos en Lisboa. El de ahí va a Brasil y después a Argentina.

-¿Él tenía algún contacto en Argentina?

-Ninguno.

-¿Judah Binstock lo ayudó de alguna forma?

-No me consta.

-¿Qué hace cuando llega a Buenos Aires?

-La primera fase fue muy dura, muy dura. Después conoce a Carla (su mujer). Ella era de San Juan. Se enamoran y se van para allí. Estuvo poco tiempo en Buenos Aires.

-¿Quién sabía en San Juan de su situación además de su mujer?

-Nadie más.

-Su mujer cuenta en una entrevista a un medio argentino que él se casa con una partida de nacimiento que le lleva su madre. ¿Las visitas de la familia eran frecuentes?

-No todo lo que nos gustaría.

-¿La policía nunca le preguntó a la familia acerca del paradero de Carlos?

-Nunca. Imagino que tuvimos un seguimiento durante algún tiempo, pero nunca nos preguntó nada.

-¿Independientemente de que las causas prescriban, usted cree que él vendrá a dar explicaciones de lo que sucedió?

-¿De qué tipo?

-Él está acusado de cometer delitos. ¿Más allá de que prescriban usted cree que dará una explicación a los vecinos de Marbella?

-Él va a defender su inocencia hasta el final. Pero también, aviso a navegantes, no se le puede estar reclamando continuamente a una persona ni vulnerando su presunción de inocencia. No podemos entrar a la exposición de que todo el mundo diga que es un delincuente o un corrupto porque la ley no ampara eso.

-¿Con lo que se ha conocido usted cree viable que pueda seguir con su vida en San Juan?

-Yo creo que sí. Me consta que mucha de la gente a la que Carlos le estaba brindando consultoría y asesoramiento personal y profesional declaran que les ha cambiado la vida y que están esperando tener consulta con él. Carlos tiene una evolución personal y espiritual constante.

-¿Su posición económica en Argentina es desahogada?

-Carlos no es rico. Vive en una casa modesta, sin grandes lujos ni comodidades. Tiene una vida normal.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos