Los campos de golf de la Costa diseñan un plan de acción frente a la sequía

Imagen de la última reunión entre campos de golf y técnicos de Acosol. /SUR
Imagen de la última reunión entre campos de golf y técnicos de Acosol. / SUR

Aunque la gran mayoría de ellos se abastece de agua reciclada para el riego, llaman a la concienciación en el uso e invierten en tecnología para optimizar el consumo

Mónica Pérez
MÓNICA PÉREZMarbella

Pese a que la provincia ha recibido en las últimas semanas las tan esperadas lluvias, éstas siguen siendo insuficientes para paliar la situación en la que se encuentran los embalses y acuíferos. La Junta de Andalucía tiene previsto activar en breve el decreto de sequía que impondrá restricciones y los campos de golf empiezan a trabajar para la puesta en marcha de medidas para hacer frente a las medidas que se apliquen. La Costa del Sol no es únicamente líder como destino turístico de golf en Europa y en el Mediterráneo, sino que también está a la cabeza en un importante aspecto medioambiental: el riego de los campos de golf con aguas regeneradas, de la que actualmente se nutre casi el 90% de los recintos. Sin embargo, son consciente de la necesidad del ahorro, como han puesto de manifiesto en las reuniones que hasta el momento se han celebrado de la mano de la empresa Acosol, suministradora del agua reciclada, y con la participación de representantes tanto de la Federación andaluza de Golf, como de los propios recintos. En la última de ellas, que tuvo lugar el pasado viernes, participaron unos 40 campos de golf. La postura defendida desde la propia federación andaluza va en la línea de optimizar al máximo los recursos, al tiempo que, indican, se está apostando por la inversión en tecnología que permite asimismo un ahorro.

«No hay que preocuparse, sino ocuparse». La frase del director gerente del Real Club de Golf Guadalmina, Ignacio del Cuvillo, resume a la perfección el sentir de un colectivo que, ante todo, indican, quieren que la ciudadanía conozca que la gran mayoría de ellos utilizan para riego agua reciclada, tal y como, por otra parte, está establecido normativamente. «Somos el colaborador necesario para cumplir la normativa de la UE que indica que los municipios de más de 10.000 habitantes tienen que reciclar agua y reutilizarse en zonas ecológicamente sensibles, pero eso no quita que debamos adoptar medidas para que el agua que consumamos sea la justa y necesaria», explica.

De hecho, la petición cursada desde la empresa Acosol va en esa línea, la de que cada uno de los campos de golf defina sus necesidades. La empresa, por su parte, activará los controles de calidad sobre el agua reciclada y aumentará el aporte en caso necesario. Así lo han expuesto tanto la presidente de la Mancomunidad, Margarita del Cid, como el consejero delegado de Acosol, Manuel Cardeña.

Apuestan por sistemas de detección de fugas e incluso por un tipo de césped que absorbe mejor el agua reciclada

Los recintos llevan tiempo invirtiendo en nueva tecnología que permita precisamente optimizar el uso del agua, como la puesta en marcha de sistemas de detección inmediata de fugas, así como la plantación de un tipo de césped que absorbe mejor el agua reutilizada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos