Cambio con polémica

Ángeles Muñoz y José Bernal, que compareció ayer junto a Isabel Pérez . :: josele-lanza/
Ángeles Muñoz y José Bernal, que compareció ayer junto a Isabel Pérez . :: josele-lanza

La alcaldesa adelanta la fecha del pleno para asistir a la votación del 155 en el Senado y el PSOE estalla y le reclama que elija entre ser senadora o alcaldesa

HÉCTOR BARBOTTA MARBELLA.

La doble condición de alcaldesa de Marbella y senadora de Ángeles Muñoz ha provocado el primer conflicto en el Ayuntamiento. El Grupo Municipal Socialista ha puesto el grito en el cielo después de que la primera edil adelantara 24 horas la convocatoria del pleno ordinario (que se celebra el último viernes de cada mes) para poder asistir a la sesión del Senado donde se votará la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña, que ha sido convocado para este viernes.

El adelanto del pleno al jueves ha provocado una airada reacción de los ediles socialistas, la mayoría de los cuales no tiene dedicación exclusiva, que fueron notificados del cambio ayer, lunes. El exalcalde, José Bernal, que tras ser desplazado del sillón de mando este verano con una moción de censura volvió a su puesto de profesor de secundaria en el Instituto Victoria Kent, ha anunciado que no podrá estar presente durante toda la sesión, ya que sus alumnos se encuentran en periodo de evaluación y él no puede soslayar sus obligaciones como profesor. «Yo solamente voy a venir al pleno las horas no lectivas, porque mis alumnos y mis alumnas, por el antojo de que la señora Muñoz quiere estar en dos sitios a la vez no se van a quedar sin tomar clase», dijo el concejal socialista, que aseguró que el cambio de día no fue negociado con la oposición. «La transparencia desapareció y los buenos modos van por el mismo camino», afirmó.

Bernal aseguró que la fecha de celebración de los plenos el último viernes de cada mes está fijado por el reglamento y que no se trata de una cuestión de fuerza mayor, «sino de la fuerza mayor de que no quiere soltar los cargos».

El portavoz socialista explicó que hay ediles de su formación que el jueves no se encuentran en el país y que otros han ajustado sus obligaciones laborales en función de lo que indica el reglamento, es decir, la celebración de los plenos el último viernes de cada mes. «Otra vez volvemos a hacer del Ayuntamiento de Marbella el cortijo de la señora Muñoz, que cambia los plenos cuando le viene en gana y cuando le viene bien para poder seguir estando en dos sitios», lamentó.

Desde el equipo de gobierno mostraron sorpresa por esta reacción del PSOE ante un cambio en la fecha de la celebración del pleno que se realiza para que «la alcaldesa lo presida y que la actualidad municipal no se vea eclipsada por un acontecimiento único en la historia de la democracia sobre el que el viernes estarán puestos los ojos de millones de personas», según el portavoz del equipo de Gobierno, Félix Romero.

Sin objeciones

El edil señaló que todos los grupos que conforman la corporación municipal fueron informados el pasado lunes de la posibilidad de este cambio y no pusieron ninguna objeción, «por lo que resulta extraño que el PSOE pretenda hoy desvirtuar la realidad y hacer política también sobre este asunto».

Romero recordó que «en infinidad de municipios se realizan este tipo de cambios y no existe ningún problema y, sin embargo, aquí los socialistas buscan generar una burda polémica abusando, una vez más, de mentiras y falsedades en relación con un hecho que no tiene mayor trascendencia y que es habitual en multitud de localidades e instituciones».

El portavoz del gobierno municipal agradeció al resto de grupos políticos «su comprensión y su voluntad de vivir con normalidad un asunto tan intrascendente como es un cambio de día en la celebración del pleno pero que nos permitirá a los concejales y a los vecinos de Marbella y San Pedro prestar la máxima atención a las cuestiones que afectan a nuestra ciudad, primero, y a nuestra nación, un día después».

Fotos

Vídeos