Antonio Banderas: «Ojalá Starlite se quede en Marbella. Ahora que empieza a funcionar vienen los palos»

Antonio Banderas, esta sábado, en un centro comercial de Puerto Banús en Marbella./Jorge Rey
Antonio Banderas, esta sábado, en un centro comercial de Puerto Banús en Marbella. / Jorge Rey

El actor reivindica que se valore la labor que han desarrollado los promotores del evento. ¿Qué es lo que hay que presentar en España para que te dejen tranquilo? ¿Proyectos deficitarios?”, se pregunta

HUGO SIMÓNMarbella

Antonio Banderas lo tiene claro. El festival Starlite debe quedarse en Marbella. Pero si finalmente se traslada a otra ciudad, opción que se están planteado sus organizadores por su conflicto con el Gobierno municipal, espera que no abandone la provincia. El actor subraya que no tiene ningún vínculo empresarial o económico con el festival. Es promotor de la gala benéfica y forma parte del grupo de celebridades que han diseñado sus propios complementos para Starlite Shop, unas creaciones que el artista malagueño ha presentado hoy junto a la modelo Valeria Mazza en el córner que la compañía tiene instalado en El Corte Inglés de Marbella. “Yo no participo en el festival, pero a mí me gustaría que Starlite se quedara al menos en la provincia de Málaga”, afirma Banderas, que confía en que finalmente el proyecto siga residiendo en su lugar de origen. “Ojalá se quede en Marbella, he dicho mil veces que yo a Marbella la quiero mucho, aquí nació mi hija y llevo 22 años viniendo, en verano y en otras épocas, quiero a los marbellíes y creo que se merecen tener instituciones como Starlite”, señala el intérprete en una entrevista a SUR.

Noticias relacionadas

Eso sí, Banderas reivindica que se valore la labor y la apuesta por la ciudad por parte de los promotores del festival. “He visto lo que se ha hecho desde dentro y he visto en los tres primeros años como Sandra García-San Juan e Ignacio Maluquer perdían dinero a espuertas, millones y millones de euros, y no se retiraron, sino que siguieron agarrados a las rocas de aquella cantera, la Cantera de Nagüeles, pensando que si persistían iban a terminar venciendo la batalla, que es lo que hacen los grandes hombres de negocios”, relata el actor. “Ahora, cuando empieza a funcionar es cuando vienen los palos. ¿Qué es lo que hay que presentar en España para que te dejen tranquilo? ¿Proyectos deficitarios?”, pregunta Banderas.

El cineasta no quiere entrar en polémicas ni hablar de política –aunque sigue la actualidad y está al día, por ejemplo, de la moción de censura que se plantea en Marbella-, pero considera que es necesario apreciar el valor intangible de algunas iniciativas. “Hablar de política cada vez me cabrea más porque los políticos nos están haciendo creer que sin ellos no podemos vivir. Entiendo que la política es importante y por eso voto, pero los políticos no son la panacea ni tienen la verdad absoluta de la vida. Leer un libro o dar un paso por la playa es más importante que ir a un mitin”, explica. Banderas resalta que Marbella es una marca consolidada con un prestigio “ganado durante muchísimos años”, pero destaca que Starlite apostó por este destino en un momento complicado, después de que “pasaran cosas nefastas” en la ciudad. Además, destaca la proyección internacional de la ciudad tras exportarse el festival a México, “donde el nombre de Marbella está pegando duro”. “Ahora hay peticiones para que se lleve a Moscú y a Singapur”, anuncia el actor, que apunta la posibilidad de llegar a un acuerdo para que el nombre de Marbella esté ligado al proyecto en esos destinos. “Es lo que hacen ciudades como Miami y Los Ángeles, se potencian a través del cine, de la publicidad, de mil cosas, y sacan músculo con eso. Aquí tenemos que entender que el lujo es un negocio que necesita de muchos servicios, de mucha gente y de muchas ideas”, añade.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos