Bancosol recuperará su presencia física en Marbella para impartir formación ligada a la inserción laboral

El local fue presentado por la anterior concejala de Derechos Sociales, Victoria Morales (IU), en agosto del año pasado. Archivo/Josele-Lanza -
El local fue presentado por la anterior concejala de Derechos Sociales, Victoria Morales (IU), en agosto del año pasado. Archivo / Josele-Lanza -

El Ayuntamiento acondicionará un local municipal para la entidad, que sigue buscando una nave donde restituir su banco de alimentos

Nieves Castro
NIEVES CASTROMarbella

En septiembre de 2016 Bancosol clausuró definitivamente su banco de alimentos en Marbella ante la falta de una subvención municipal que permitiese la supervivencia del servicio. Desde entonces suministra el cargamento a través de su sede central situada en Málaga, pero sigue buscando una nave adecuada para restituir el almacén en Marbella y facilitar la operatividad del programa en la zona más occidental de la provincia, del que se benefician de forma asidua un total de 48.000 personas en Málaga. Mientras los responsables de Bancosol buscan alianzas adecuadas para abrir una nave para alimentos en suelo marbellí, la entidad recuperará su presencia en la ciudad con un programa de formación destinado a la inserción laboral de aquellas personas a las que socorre con el suministro de alimentos y se encuentran en peor situación.

Este nuevo servicio que Bancosol prestará en Marbella se desarrollará en un local municipal de 100 metros cuadrados situado en Lomas del Olivar. El tripartito presentó el proyecto de acondicionamiento de este espacio para usos sociales días antes de la moción de censura que lo desalojó del gobierno. La entonces concejala de Derechos Sociales, Victoria Morales (IU), especificó que se destinaría a la entidad para que recuperara su labor sin trabas en el municipio.

El proyecto de reforma del local de Lomas del Olivar bloque 3 ha salido ahora a licitación por un importe máximo de 103.369 euros (IVA incluido), sin embargo no se destinará al programa de alimentos porque carece de las condiciones adecuadas, sino a la rama formativa que dispensa también la entidad desde hace cuatro años en la capital y que ahora, por primera vez, se desarrollará en Marbella. Así lo confirmó a SUR el presidente de Bancosol, Joaquín Jiménez, quien concretó que a través de este programa de inserción laboral el año pasado encontraron trabajo 144 personas en sectores muy variados. «Este local de Marbella nos vendrá muy bien para impartir los cursos y hacer la atención socio-laboral en la zona, además también para que se puedan reunir nuestros voluntarios y aunque no es un almacén servirá como apoyo para alguna acción logística concreta de cara a Operaciones Kilo o Gran Recogida», puntualizó el presidente de Bancosol.

El proceso

El equipamiento estará atendido por un equipo de tres personas y voluntarios de Marbella. Hay mucho por hacer porque el trabajo que desarrolla la entidad en este campo de la inserción laboral no se ciñe sólo a la organización de cursos. Lo primero es otear el mercado y para ello contacta con las empresas al objeto de valorar las necesidades y posibilidades de colocación; posteriormente llega a acuerdos para que los alumnos, una vez formados en conocimientos teóricos, hagan prácticas en ellas; por último, sabiendo la cantidad concreta de candidatos susceptibles de hacer las prácticas, Bancosol organiza el curso correspondiente.

Por la experiencia desarrollada hasta la fecha en Málaga, los cursos se realizan con grupos reducidos de unas 15 personas, con lo cual la formación no sólo resulta más personalizada sino que además las prácticas quedan garantizadas. Los beneficiarios de esta propuesta social-laboral serán los perceptores de alimentos de Marbella y su área de influencia, que serán previamente seleccionados por Bancosol a través de entrevistas, para valorar sus capacidades y aspiraciones en función de cada curso concreto. El sistema tal y como está concebido permite poner en contacto al empresario con el beneficiario final y una vez terminadas las prácticas la empresa contará con una bolsa de trabajadores con formación y experiencia para incorporaciones posteriores.

El local para desarrollar este servicio se encuentra actualmente sin uso definido, diáfano y con unos cerramientos, pavimento y acabados en obra bruta. Por lo tanto, con su acondicionamiento el Ayuntamiento de Marbella pretende mejorar su estado general, habilitando una serie de estancias básicas (despacho, sala de usos múltiples, aseo y almacenes) que lo hagan útil, versátil y seguro. La Delegación de Obras e Infraestructuras, por petición de la Delegación de Derechos Sociales, ha sacado a licitación los trabajos a desarrollar en este bajo al que se dotará de instalaciones de electricidad, fontanería y saneamiento, protección contra incendios, climatización y ventilación, según consta en el proyecto redactado por el ingeniero técnico industrial, José Antonio Adalid. El plazo de presentación de ofertas para hacerse con el contrato estará abierto hasta el 2 de abril. Una vez se firme con la constructora que gane el concurso, las obras deberán ejecutarse en dos meses y medio como máximo.

Condiciones

El responsable provincial de Bancosol concreta que el local es «inservible» para el almacenamiento de alimentos por su reducido tamaño y condiciones de accesibilidad, por lo que confirma que la entidad continúa en la búsqueda de una nave que posibilite la acción social de reparto de alimentos de una forma más ágil que la actual. Hasta que esto suceda las asociaciones de carácter social que se nutren de Bancosol tendrán que seguir desplazándose a Málaga por los alimentos o en su caso, el personal de Bancosol que suministra directamente in situ a los colectivos que no disponen de medios para recogerlos en la capital.

«Bancosol nunca ha dejado Marbella, otro tema es que por diversas circunstancias, motivos estratégicos y económicos, tuviéramos que dejar el alquiler de la nave que teníamos allí hace dos años, pero se han seguido atendiendo todas las necesidades desde nuestra nave central», puntualiza el presidente, quien reitera que se prosigue en la búsqueda de una nave para realizar in situ el reparto logístico de alimentos, ya sea a través del Ayuntamiento, la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol o algún otro ente que ceda ese tipo de nave grande que necesitan. «Alquileres en la situación en la que estamos ahora mismo no tenemos capacidad de asumir», resume el presidente de Bancosol, entidad que en la zona reparte anualmente más de 200.000 kilos de alimentos a través de 11 asociaciones.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos