El Ayuntamiento tiene en trámite 1.500 solicitudes de licencias de obra

Kika Caracuel, ayer en el Ayuntamiento.
Kika Caracuel, ayer en el Ayuntamiento. / Josele-Lanza -

El tiempo medio para la resolución de los expedientes oscila entre los 18 y los 20 meses, según la titular del área

Héctor Barbotta
HÉCTOR BARBOTTAMarbella

El área municipal de Ordenación del Territorio, nombre que ha adoptado la delegación de Urbanismo, tiene pendiente de resolver unos 1.500 expedientes para la concesión de licencias de obra. Así lo reconoció ayer la concejala delegada del área, Kika Caracuel, que compareció para informar de la recuperación del servicio de información urbanística, que funciona en la planta baja de la sede de la delegación.

Caracuel explicó que ese número incluye tanto a las solicitudes de obra mayor como las de obra menor y que la media de tramitación de los expedientes se sitúa actualmente entre 18 y 20 meses, un tiempo que en su opinión no es asumible.

La concejala explicó que todavía no se ha decidido cómo se reestructurará la delegación para conseguir dotarla de más agilidad. En ese sentido indicó que se adoptarán medidas correctoras una vez que realice un análisis de la situación actual y cómo se puede acortar el tiempo de tramitación de los expedientes. «Es el principal problema que tenemos que resolver», dijo.

El Ayuntamiento ha recuperado el servicio de información urbanística

Según Caracuel, durante los gobiernos del PP el tiempo de tramitación de las viviendas estaba entre ocho y nueve meses, una media, a su entender «asumible hasta cierto punto».

La edil indicó que la mayor parte de los reclamos que el área de Urbanismo tiene sobre la mesa se refiere a este retraso y que aunque es necesario hacer un diagnóstico sobre el motivo de esta situación, descartó encargar una auditoria externa, ya que considera que no hay tiempo para ello y que es necesario resolver la situación cuanto antes.

La concejala compareció ayer para anunciar que se vuelve a poner en marcha el servicio de información urbanística, creado en 2010 tras la aprobación del Plan General de ese año y suprimido en 2016, meses después de que ese documento fuese anulado. La concejala explicó que la oficina, que funcionará en la planta baja del edificio de la Delegación, será atendida por una técnica, que contará con el refuerzo de un especialista para los casos en los que las consultas sean más complejas.

El servicio, que atenderá de lunes a viernes en horario de 10:00 a 14:00, tendrá como objetivo que la persona que se acerque a realizar una consulta obtenga una respuesta en una única gestión. Hasta ahora, solamente se podían realizar consultas por escrito y no de manera presencial.

Demanda

Caracuel aseguró que el objetivo de su delegación es que el servicio esté estructurado para que los ciudadanos cuenten con toda la información. «Es una demanda de los inversores, de los colegios profesionales y de los ciudadanos en general, pero también es un derecho», dijo.

La edil criticó a su antecesores en el gobierno municipal por haber suprimido el servicio en el momento en el que más se necesitaba, meses después de que el Tribunal Supremo anulara la Plan General de 2010. «Se encapsuló la Delegación de Urbanismo y se la aisló de los ciudadanos», dijo. Según Caracuel, hasta entonces la oficina recibía unas 220 consultas mensuales.

La anterior concejala de Urbanismo, Isabel Pérez, salió al cruce de esta acusación y aseguró que la supresión del servicio se debió a que no se podía dedicar un funcionario a permanecer en una ventanilla esperando «por si alguien venía a pedir información», y que las estadísticas demuestran que durante su gestión salieron más informes de los que se solicitaron.

Fotos

Vídeos