El Ayuntamiento de Estepona saca a subasta el subsuelo de dos parcelas del Parque Central para aparcamientos

El equipo de gobierno pretende obtener rentabilidad económica de zonas infrautilizadas al tiempo que elimina coches en superficie

Charo Márquez
CHARO MÁRQUEZ

El Ayuntamiento de Estepona ha sacado a la venta el subsuelo de dos parcelas de la zona del Parque Central. Se trata de dos fincas de 518 metros cuadrados cada una, con un precio por unidad de 198.798 euros. El contrato se adjudicará por procedimiento de subasta pública.

El objeto de esta venta es la construcción de aparcamientos subterráneos y la obtención de recursos económicos de un patrimonio municipal que, según el equipo de gobierno, no reporta beneficios. Los informes técnicos señalan que, tras realizar un estudio de mercado, obteniendo diversas muestras de inmuebles de características similares, el valor medio en venta por metro cuadrado es de 750 euros el metro cuadrado. Ambas parcelas se situarían bajo la rasante del terreno a partir de un metro de ésta con una profundidad de doce metros.

El equipo de gobierno del PP pone así en práctica la modificación de la ordenanza del subsuelo que aprobó en julio del pasado año según la cual este terreno pasa de ser dominio público a patrimonial. De esta forma, el Ayuntamiento puede hacer concesiones para la construcción de aparcamientos. En septiembre de 2017, el PP aprobó en pleno, con los votos en contra de la oposición, la modificación de la calificación jurídica del subsuelo de estas parcelas en la zona de Parque Central.

La oposición se ha opuesto a la venta de este patrimonio municipal

El concejal de Hacienda, Manuel Aguilar, explicó entonces que este espacio se destinaría a aparcamientos subterráneos para las futuras edificaciones colindantes, lo que conllevaría «mejorar la calidad de vida de los vecinos de la zona y eliminar coches en superficie». Y añadió que el Ayuntamiento obtenía además una rentabilidad económica de algo que «no es servible».

Desde el equipo de gobierno recalcaron que en el Ayuntamiento se reciben numerosas solicitudes para este uso.

Los partidos de la oposición coincidieron entonces en señalar que se estaba vendiendo patrimonio municipal para dar solución al problema de la falta de aparcamientos generado por el propio equipo de gobierno con la peatonalización de las calles del centro de la ciudad. Y argumentaron que mejorar la calidad de vida de los vecinos no significaba pagar por aparcar.

Por su parte el Ayuntamiento está impulsando la construcción de aparcamientos públicos como el de la plaza Antonia Guerrero con el precio de un euro al día y pretende extender este modelo a otras zonas del municipio, como la plaza del Ajedrez. En el primer mes de funcionamiento, el parking de Antonia Guerrero registró 15.000 usuarios, lo que demuestra su buena acogida.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos