El Ayuntamiento renueva el mobiliario urbano con 350 papeleras de gran capacidad

El edil Diego López, ayer, con la nueva papelera. /Josele-Lanza -
El edil Diego López, ayer, con la nueva papelera. / Josele-Lanza -

Los nuevos depósitos, repartidos en zonas de gran afluencia de visitantes, amplían su volumen de 30 a 120 litros

SUR MARBELLA.

El Ayuntamiento de Marbella, a través de la delegación municipal de Limpieza, está renovando el mobiliario urbano con la instalación de 350 papeleras de alta capacidad y más modernas en zonas de gran afluencia. Los trabajos han comenzado en la zona de Puerto Banús y se extenderán a otros puntos del municipio. El concejal de Limpieza, Diego López, habla de dispositivos «innovadores» que contribuirán a mejorar la imagen del municipio. El edil ha recordado que «una de las imágenes que más molesta a los ciudadanos es la de las papeleras llenas o con residuos alrededor» y ha puesto el acento en que esta situación «no se debe a que no se recogen sino, en el 90 por ciento de los casos, a la falta de capacidad de las mismas». «Las que están situadas donde hay gran afluencia de público se retiran hasta cuatro veces al día, pero sus limitadas dimensiones hacen que se desborden continuamente», ha apuntado. En su lugar, los nuevos dispositivos cuentan con una capacidad cuatro veces mayor, al pasar de 30 a 120 litros.

Desde la delegación de Limpieza se han estudiado aquellas zonas donde las papeleras tienen más carga. La colocación de las 350 unidades finalizará en el mes de abril y posteriormente se analizará en qué puntos se pueden seguir instalando. «La ubicación está muy pensada y creemos que con estos nuevos dispositivos vamos a dar solución al problema que se estaba registrando en los últimos años en la ciudad», asegura el edil.

Las nuevas papeleras robustas de 120 centímetros de altura están realizadas en material de polietileno rotomoldeado, más rígido y resistente ante posibles actos vandálicos. Asimismo, están dotadas de un cenicero independiente para depositar las colillas y, en lugar de estar descubiertas, cuentan con bocas para la introducción de los residuos para evitar así que se depositen bolsas de basura y que se vean afectadas por la entrada de lluvia o por el viento. Sobre el sistema de recogida, Diego López ha explicado que son «más accesibles, higiénicas y cómodas» para los operarios.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos