El Ayuntamiento renueva la concesión de la zona azul pese a las oposición de Podemos

El Ayuntamiento renueva la concesión de la zona azul pese a las oposición de Podemos
Josele-Lanza -

El edil de Movilidad se muestra sorprendido por las críticas del partido morado y denuncia un «contrato trampa» que bloquea la municipalización

Héctor Barbotta
HÉCTOR BARBOTTAMarbella

El gobierno municipal de Marbella renovará por cinco años el contrato con la empresa que gestiona el aparcamiento regulado en la ciudad, que vencía mañana, sábado. Lo hará a pesar de las críticas y advertencias lanzadas por Podemos, que considera que no municipalizar el servicio supone un incumplimiento flagrante del acuerdo por el que se invistió alcalde al socialista José Bernal en 2015.

El concejal de Movilidad, Miguel Díaz (IU), ha fundamentado en cuestiones económicas y sociales esta decisión y denunció la existencia de un»contrato trampa» firmado hace cinco años cuando el gobierno del Partido Popular puso en marcha el servicio, que bloquea la no renovación del mismo. El edil explicó que existe una cláusula que se refiere a la amortización de la maquinaria instalada hace cinco años, valorada en 1,5 millones de euros, y cuya amortización el contrato fija en un plazo de diez años. El Ayuntamiento, según Díaz, se expondría a una reclamación patrimonial si optaba por no renovar la concesión. «El contrato en realidad no era de cinco años, sino de cinco más otros cinco», afirmó.

Díaz aseguró que el objetivo del gobierno municipal, de manera genérica, es revisar todos los contratos que vencen en este mandato y que el Ayuntamiento realice la prestación directa de esos servicios. Sin embargo, matizó que hay que analizar si la prestación directa es la mejor opción para los intereses de la ciudad, y en este caso existen razones que aconsejan no recuperar la prestación del servicio. Esas razones, aseguró, son tanto de naturaleza económica como social, y entre ellas citó la imposibilidad del Ayuntamiento, por restricciones normativas impuestas por el Gobierno central, de incorporar en una eventual rescate del servicio a los 25 trabajadores de la plantilla de la empresa concesionaria, que irían al paro si no se siguiera adelante con la concesión.

Canon

Entre las cuestiones económicas, Díaz citó también los 900.000 euros anuales que el Ayuntamiento ingresa como canon, correspondiente al 39,14 por ciento de la recaudación, que no podría obtener si prestara el servicio de manera directa.

El nuevo acuerdo alcanzado con la empresa, que permitirá la renovación del contrato, supondrá la introducción de una serie de mejoras asumidas por la empresa concesionaria, Setex Aparki, entre las que se incluyen la creación de una red de 120 bicicletas públicas repartidas en nueve estaciones, el establecimiento de tres puntos de carga de vehículos eléctricos en los puntos que determine el Ayuntamiento, el control de los puntos de carga y descarga y el mantenimiento de las señales verticales y horizontales en los sectores regulados como zona azul.

Además, se va a fijar una zona azul gratuita para personas con discapacidad y vehículos eléctricos, se repartirán un mínimo de 600 sensores en los diferentes sectores para guiar y agilizar el aparcamiento y la empresa contratará a un técnico de movilidad a jornada completa para la atención de encargos que realice el Ayuntamiento.

También se mantendrá una oficina de atención al ciudadano en Marbella y otra en San Pedro Alcántara, se realizará un curso anual de capacitación para la plantilla en materias realizas con la movilidad, se llevará a cabo una campaña anual por un valor no inferior a 10.000 euros y se destinará la recaudación íntegra de un día completo cada año a una ONG del municipio.

Díaz ha señalado que «la implantación de esta batería de medidas va a ser progresiva, algunas se van a poner en marcha de forma inmediata y otras están condicionadas a la modificación de las ordenanzas que regulan la zona azul» y ha mostrado su convencimiento de que van a favorecer la movilidad en el término municipal.

Díaz explicó que las zonas en las que se seguirá aplicando la zona azula se determinará en una nueva ordenanza.

Crítica de Podemos

En relación con las críticas de los ediles de Podemos, el concejal de Movilidad rechazó que se haya roto acuerdo alguno, y dijo que el pacto de investidura preveía valorar y estudiar la posibilidad de prestar de manera directa cuantos servicios municipales fueran posibles. Según el edil, ese análisis se realizó y se llegó a la conclusión que lo mejor para la ciudad era la renovación del contrato con una batería de mejorar añadidas. «Esta batería de mejoras se explicó a los representantes de Costa del Sol Sí Puede y no hubo mala receptividad», aseguró. «Quedaron en estudiarlas y me ha sorprendido que se haya proyectado que lo consideran una ruptura del acuerdo. Si gobernaran verían que algunas de estas propuesats son positivas; eso es lo que estamos haciendo, gobernar», concluyó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos