El Ayuntamiento quiere abrir la Cantera de Nagüeles a otros usos más allá de Starlite

Imagen de archivo del auditorio de la Cantera de Nagüeles. /Josele-Lanza -
Imagen de archivo del auditorio de la Cantera de Nagüeles. / Josele-Lanza -

Se trabaja en la redacción de un reglamento de las condiciones de uso del auditorio, que hasta ahora se ha venido regulando mediante autorizaciones demaniales

Mónica Pérez
MÓNICA PÉREZMarbella

Fue uno de los anuncios efectuados por el equipo de gobierno en el último pleno y en plena refriega dialéctica a cuenta de los planes municipales para poner orden en la celebración del Starlite en el Auditorio de la Cantera de Nagüeles. El Ejecutivo local trata de elaborar un reglamento sobre los usos de ese auditorio al que hasta el momento sólo se ha dado entrada al festival musical y que ahora se quiere abrir a otro tipo de eventos culturales y escénicos «que sirvan como focalizador y polo de atracción para un uso más competitivo, así como garantizar el libre acceso a nuevas iniciativas de personas y entidades públicas o privadas que incrementen la oferta turística de Marbella». Así queda recogido en el documento que se ha expuesto al público para que quien lo desee pueda hacer las aportaciones al mismo que crea oportunas antes de su redacción definitiva.

El gobierno local pretende que este reglamento, con el que se quiere cubrir el vacío normativo existente, pueda estar en vigor a la mayor celeridad. «Tras diez días al público en la web, el documento pasará por la junta de gobierno local y después al pleno para su aprobación inicial», explica el concejal de Industria, José Eduardo Díaz. Hasta ahora el uso del auditorio se ha venido regulando mediante la concesión de «autorizaciones demaniales, previstas en la legislación patrimonial para los bienes de dominio público de uso público, y de la aplicación supletoria para los bienes de servicio público». El nuevo reglamento pondrá sobre la mesa, explican, unas normas específicas para la organización de ese servicio público «de forma que quede garantizado su buen funcionamiento y adecuación a su destino y se eviten los efectos indeseables de la aplicación subsidiaria de las normas de uso previstas para fines generales». Eso sí, no regulará horarios. De este modo, en el documento previo se ha fijado, por ejemplo, un periodo de utilización que comprenderá todo el año siempre que «a juicio de la autoridad responsable se considere que se dan las circunstancias climatológicas y de seguridad adecuadas».

En cuanto a los usos, y según la duración e intensidad de los eventos, las solicitudes para la utilización del auditorio podrán ser de dos tipos. De un lado, «eventos aislados que impliquen una escasa movilización de elementos de montaje y una corta duración, inferior a una semana». Por otro estarán los «festivales, conciertos y espectáculos relacionados con la música y las artes escénicas, en los que sea preciso la realización de complejos trabajos técnicos de montaje y desmontaje que impliquen una mayor duración, inferior a un mes». En este sentido, según se recoge, los eventos aislados se supeditarán a la disponibilidad de fecha, una vez programada la utilización de festivales o espectáculos.

Se autorizan actividades durante todo el año apostando por aquellas que redunden en beneficio del atractivo turístico de la ciudad

Se establecen igualmente unos criterios para la utilización temporal del espacio a tener en cuenta como la disponibilidad, el interés cultural que suscite la actividad en relación a la promoción turística de Marbella, la trayectoria de la entidad organizadora, la suficiencia técnica de los proyectos, así como el plazo de antelación con el que se presente.

Dentro de la nueva oferta a la que se quiere dar entrada en la Cantera hay una serie de espectáculos y actividades que estarán prohibidas. A modo genérico, «los que atenten contra los derechos y libertades públicas reconocidos en la Constitución; aquellos para cuyo desarrollo no se considere el auditorio municipal el emplazamiento idóneo; y aquellos en los que no esté garantizada la indemnidad de los bienes». Asimismo no se permitirán los que impliquen crueldad, sufrimiento o maltrato animal.

Las solicitudes deberán presentarse durante los tres primeros meses del año y, en todo caso, con dos meses de antelación en el Registro General del Ayuntamiento. Una vez recibida la documentación se estudiará la viabilidad técnica, el interés cultural e impacto turístico del mismo, criterios artísticos y de calidad, disponibilidad de fecha, así como «otros aspectos de relevancia, correspondiendo la autorización o denegación de la solicitud a la alcaldesa de la ciudad u órgano en el que delegue».

El espacio de la antigua Cantera de Nagüeles fue cedido al Ayuntamiento de Marbella el 6 de julio de 1992 mediante una concesión, actualmente prorrogada, otorgada por la Junta de Andalucía -titular del monte público donde se asienta-, con la finalidad de ser destinado a Auditorio Municipal, quedando así afectado a dicho servicio público local, recuerdan desde el Consistorio.

Las aportaciones al documento, que está colgado en la web municipal www.marbella.es para su consulta, se pueden enviar al correo corporativo: consultapublica@marbella.es

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos