El Ayuntamiento pide permiso a la Junta para intervenir de urgencia en el Trapiche del Prado

El antiguo ingenio azucarero se localiza en una parcela muy cercana al conocido como hotel Don Miguel. /Josele-Lanza -
El antiguo ingenio azucarero se localiza en una parcela muy cercana al conocido como hotel Don Miguel. / Josele-Lanza -

Las autoridades municipales remiten a la Delegación Territorial de Cultura el proyecto básico y de ejecución de los trabajos

Nieves Castro
NIEVES CASTROMarbella

El Ayuntamiento de Marbella ha remitido a la Delegación Territorial de Cultura de la Junta de Andalucía el proyecto básico y de ejecución de los trabajos de urgencia que son necesarios para frenar el estado de ruina del Trapiche del Prado, principal ejemplo en pie de la otrora pujante industria azucarera de la ciudad.

Conforme a la Ley de Patrimonio Histórico de Andalucía, las autoridades municipales necesitan obtener el permiso del Gobierno autonómico para llevar a cabo cualquier actuación en este inmueble del siglo XVII, inscrito como Bien de Catalogación General en el Catálogo de Patrimonio Histórico Andaluz. El Trapiche del Prado es un referente único en su género al conservar un importante alzado y las salas en las que se realizaba la fabricación de azúcar en la época preindustrial, desde la molienda y el prensado, hasta las cocinas y el refinado.

El proyecto redactado por el arquitecto Rafael del Pozo propone una intervención encaminada a garantizar la integridad del Trapiche, que en la actualidad presenta un estado de conservación ruinoso. Los trabajos propuestos se concretan en la limpieza de la parcela, la estabilización de dos muros que presentan riesgo de colapsos, la protección de catas arqueológicas realizadas en el pasado y la ejecución de un nuevo cierre en el perímetro de la parcela.

Como ya informó SUR el pasado 13 de noviembre, de forma paralela a la realización de estos trabajos, que cuentan con un presupuesto de 150.000 euros, el Ayuntamiento también encargará la realización de un informe de diagnóstico que incluya las lesiones que presenta el Trapiche del Prado y la propuesta de actuación para su posterior rehabilitación.

La partida consignada en los presupuestos tendrá por tanto una doble finalidad: sufragar la ejecución de las intervenciones de urgencia y contratar la elaboración de una ficha de diagnóstico del edificio. La responsable de Cultura, Educación y Patrimonio Histórico de Marbella, Carmen Díaz, subrayó en su momento la importancia de este último documento que «servirá de guía especializada» para marcar los pasos que, en una segunda fase, debe seguir el Ayuntamiento para la recuperación total del Trapiche del Prado.

El redactor del proyecto de urgencia para el que ahora se pide permiso esbozó las intervenciones que se llevarán a cabo en una reunión celebrada a finales del año pasado con miembros de la plataforma en defensa del Trapiche del Prado y representantes municipales. Según explicó este profesional, se apuntalarán elementos estructurales amenazados, como un paramento de la esquina sur que se levanta sobre la roca, y se llevarán a cabo trabajos de desbroce y tala de los árboles que inundan el espacio -en concreto se eliminará el ejemplar que se sitúa sobre el muro de la rueda hidráulica, el que hay en el interior de la cocina y el que ocupa el arranque de la rampa que rodea la molienda de mulas-. Se recuperarán asimismo las catas arqueológicas realizadas en 2008, una vez estudiado su estado mediante la utilización de drones, y se sustituirá el vallado del edificio por otro perimetral consistente en un muro de gavones -una estructura no cimentada, integrada por elementos desmontables y reutilizables-. Este muro cerrará toda la parcela, cegando la entrada actual por el Arco de la Tajea y permitiendo un acceso por el lado Sur que da al camino llamado del Chorradero. El objetivo de habilitar esta entrada es molestar lo menos posible a los vecinos una vez comiencen los trabajos de urgencia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos