El Ayuntamiento de Estepona se opone a la petición de una empresa de resolver un convenio urbanístico demorado desde 2008

Sesión plenaria de septiembre. /Charo Márquez
Sesión plenaria de septiembre. / Charo Márquez

La firma asegura que han pasado 9 años sin que haya cambiado la calificación del suelo a urbanizable, pero el Consistorio defiende que tiene cabida en el planeamiento vigente

CHARO MÁRQUEZ ESTEPONA.

El equipo de gobierno votará el lunes en pleno en contra de la petición de la empresa Playa de Estepona SL de resolver el convenio urbanístico firmado en 2008 entre el Ayuntamiento y la entidad Lamibra 04 SL para la construcción de un complejo hotelero y campo de golf al norte de la AP-7. La demandante también solicita la devolución de las cantidades abonadas, más los intereses, y la exoneración del pago de las cantidades restantes de dicho convenio. La empresa basa su petición en que han transcurrido más de 9 años desde que se firmó el convenio y que no se ha cumplido su objeto pues las fincas siguen manteniendo la clasificación de suelo no urbanizable.

El informe de la asesoría jurídica del Ayuntamiento mantiene que el Consistorio ha tratado de aprobar la revisión del PGOU pero otros instrumentos urbanísticos superiores, como el Plan de Ordenación del Territorio de Andalucía (POTA), «han condicionado» el planeamiento municipal. Añade que estas «vicisitudes» han obligado a posponer la aprobación de la revisión del PGOU pero, «en ningún caso este Ayuntamiento desiste de la contemplación de aquella ordenación, ni puede asegurarse, al día de la fecha, que el convenio no pueda cumplirse en los términos pactados», puntualizan.

El informe que aportará el equipo de gobierno en el pleno abunda que la empresa no puede romper de forma unilateral el convenio afirmando que han pasado más de 9 años, porque «el convenio no establece un plazo concreto para la aprobación de la revisión» y tampoco corresponde al municipio.

Proyecto no presentado

Otro de los argumentos que esgrime el Ayuntamiento es que, además del compromiso de dotar a los terrenos de la ordenación propuesta en el nuevo PGOU, el convenio contemplaba la redacción, por parte de la propiedad, de un proyecto de edificación hotelera de lujo y campo de golf al norte de la autopista AP-7, sin que se haya presentado. «Es decir, la tramitación del mencionado proyecto no estaba condicionado al nuevo PGOU, sino que podía tener cabida en la ordenación vigente y este Ayuntamiento podía haberlo tramitado si, claro está, la propiedad lo hubiera presentado», reza el informe.

La asesoría jurídica municipal expone que la empresa abonó 600.000 euros a la firma del convenio, un 7,5% del total que ascendía a 8 millones de euros. Y recuerda que el documento recogía que si el nuevo PGOU no incorporara la ordenación propuesta o no pudiera acometerse la actuación propuesta, «se acomodaría el convenio a estas nuevas circunstancias y la propiedad acepta expresamente que tales circunstancias no darán lugar al abono por parte del Ayuntamiento de indemnización alguna».

Por todo ello el equipo de gobierno desestimará el lunes en el pleno la solicitud de resolución del convenio, así como la devolución interesada y tampoco procederá a exonerar a la empresa del abono de las cantidades previstas en el convenio. En la sesión también se aprobará definitivamente el estudio de detalle de 'Comercial Padrón' a propuesta de Ibermed.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos