El Ayuntamiento ofrecerá logopeda en las guarderías municipales de Estepona

Fachada de una de las guarderías municipales. :: ch. márquez
/
Fachada de una de las guarderías municipales. :: ch. márquez

Este programa beneficiará a 190 alumnos de dos años a los que se estimulará en el uso del lenguaje

CHARO MÁRQUEZ ESTEPONA.

Las guarderías municipales de Estepona cuentan desde hace dos semanas con un servicio complementario, el de logopedia. El Ayuntamiento ha puesto en marcha un programa para tratar a los alumnos de dos años de las guarderías municipales. La concejala de Educación, Luisa López, ha explicado que, «por primera vez, los niños serán atendidos por una especialista para reforzar las áreas del desarrollo lingüístico a través de juegos y actividades lúdicas».

Hasta que finalice el curso, una logopeda visitará una vez por semana cada una de las cinco escuelas infantiles para estimular el lenguaje en los más pequeños y prevenir que en el futuro tengan dificultades en el aprendizaje.

La concejala ha abundado en que la logopeda trabajará en áreas que refuercen la atención, la imitación y el ritmo de los alumnos, además de ayudarlos a discriminar lo auditivo de lo visual. Durante las sesiones también se enseñará a los niños a que tengan conciencia de su respiración, así como de la movilidad de sus órganos fonadores.

Luisa López ha añadido que la especialista también realizará actividades para reforzar los sonidos fonéticos y las onomatopeyas de los más pequeños, y procurará mejorar su vocabulario con campos semánticos acordes con su edad.

Desde el Ayuntamiento han resaltad en que trabajan «continuamente por mejorar la atención que se presta a los alumnos de las escuelas infantiles». Así recordaron que el pasado mes de diciembre se instaló en las cinco guarderías municipales un «novedoso» sistema para evitar atragantamientos en los niños. El dispositivo es un cilindro con una mascarilla que se pone en la boca del menor y que a través de un mecanismo muy simple extrae cualquier alimento u objeto que pueda estar obstruyendo la garganta del pequeño. Con ello se pretende que los monitores puedan actuar con mayor eficacia y rapidez en los casos de atragantamiento.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos