El Ayuntamiento de Marbella inicia los trámites para ajustar los valores catastrales al plan urbanístico del 86

Vista aérea de la ciudad de Marbella./Josele-Lanza. Archivo
Vista aérea de la ciudad de Marbella. / Josele-Lanza. Archivo

La aprobación del texto refundido del PGOU allana el camino para las modificaciones oportunas que tendrán su incidencia en el recibo del IBI

Mónica Pérez
MÓNICA PÉREZMarbella

La aprobación del texto refundido del PGOU de 1986 ha despejado el camino en la tramitación para la adaptación de los valores catastrales a la nueva realidad urbanística de la ciudad. Ello se traducirá, una vez terminado el procedimiento –que se prevé largo– en cambios en los recibos del IBI de aquellos inmuebles que, tras la anulación del Plan de 2010, vieron modificada su calificación urbanística. El Ayuntamiento ha pedido ya a la Gerencia del Catastro que se inicien las revisiones oportunas. El asunto fue abordado la pasada semana en el encuentro que la alcaldesa Ángeles Muñoz y el concejal de Hacienda, Manuel Osorio, mantuvieron con técnicos de gestión tributaria, y personal de la Gerencia del Catastro, junto con técnicos municipales de Planeamiento.

En esta misma semana se aportará al Catastro el documento del texto refundido del PGOUdesde Urbanismo, según ha explicado Osorio, para que a partir de él se puedan ir realizando «estudios por sectores». El Ayuntamiento ha nombrado a una persona del área de Planeamiento de Urbanismo para que trabaje como «nexo de unión» con los técnicos del Catastro en este asunto con la idea, apunta el responsable municipal de Hacienda, «de agilizar al máximo el proceso». «Se realizará un esfuerzo para sacar lo antes posible los sectores menos complicados y en el caso de incidencias se harían las consultas necesarias para solventarlas», expuso.

La idea que se maneja desde el Consistorio es que las primeras adaptaciones a los nuevos valores catastrales estén sobre la mesa antes de que se gire el cobro del recibo del IBIde 2018. No obstante, Manuel Osorio fue claro al señalar que «no hay un compromiso de ellos (Oficina del Catastro)de que ese plazo se pueda alcanzar». El procedimiento no será fácil. «Hay diferentes factores que deberán tenerse en cuenta, porque esta modificación no está solo determinada por el valor del suelo, sino que entran en juego otras variables».

¿Cuál es la incidencia que tendrá esta modificación sobre la recaudación municipal? Tal y como expuso ayer el concejal, que compareció en rueda de prensa junto al portavoz del equipo de gobierno, el popular Félix Romero, desde el Catastro no se ha aportado aún una cifra del número de inmuebles y fincas que verán modificados sus valores catastrales ni cómo éstos repercutirán en el recibo del IBI. En unos casos, el titular vería reducido el pago, en otros, podría subir.

La Gerencia del Catastro iniciará estudios por sectores antes de las modificaciones

El PP, que desde su etapa en la oposición municipal durante el gobierno del tripartito denunció esta situación en varias ocasiones, llegó a hablar, a finales de 2016, de que la cifra que se habría cobrado hasta esa fecha, de forma «indebida», desde la anulación del plan de 2010 alcanzaría los 20 millones de euros.

El asunto, como denunciaban los populares, ha derivado en que algunos ciudadanos afectados hayan puesto sus casos particulares en manos de la justicia.

El portavoz del equipo de gobierno, Félix Romero, y el concejal de Hacienda, Manuel Osorio.
El portavoz del equipo de gobierno, Félix Romero, y el concejal de Hacienda, Manuel Osorio. / J.-Lanza

El asunto adquiere relevancia en otro frente, en la previsión de ingresos por el IBI que el equipo de gobierno debe contemplar en el presupuesto de 2018, que se encuentra en fase de elaboración. El concejal de Hacienda incide en la importancia de esta corrección para acabar con la «desproporción sangrante» de algunas situaciones. Y puso como ejemplo el caso del IBI que debe abonar el Club de Rugby de la ciudad: 30.000 euros anuales. Frente a los poco más de 900 que, según los datos que maneja el PP, podría estar pagando con la vuelta a los valores del 86.

El proceso de rectificación de los valores catastrales incide no solo en el cobro del IBI. Afecta también al de plusvalía y otros tributos que toman igualmente como referencia el valor catastral y que se pagan a la Comunidad Autónoma o al Estado. Es el caso del tramo autonómico del IRPF, el Impuesto sobre Patrimonio, el tributo sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados.

Certificaciones de obra

Este fue uno de los asuntos que pasó por la reunión semanal de la Junta de Gobierno Local en la que recibían luz verde varias certificaciones de obras, entre las que se encuentran el segundo plazo del acondicionamiento del nuevo recinto ferial de Nueva Andalucía y la primera certificación de la reforma y adecuación del Centro de Servicios Sociales de Miraflores en Huerta de los Guerra. También se ha aprobado el padrón de la tasa de mercadillos y se ha dado cuenta del contrato, hasta 2019, del suministro de materiales de limpieza para centros escolares.

Asimismo, ha continuado la aprobación de facturas pendientes del anterior Gobierno local, con 200.000 euros más. «Con estas medidas seguimos la línea de rebajar el periodo de pago a proveedores, que ya se encuentra dentro de los límites que establece la ley», ha apuntado el portavoz municipal, Félix Romero. Sobre este asunto, el concejal de Hacienda, Manuel Osorio, concretaba que a día de hoy el plazo de pago a proveedores con el que trabaja el Ayuntamiento de Marbella es de 28,5 días.

La Junta de Gobierno daba el visto bueno además a diversas ayudas sociales y a licencias urbanísticas, entre las que destaca una que representará una inversión de más de 500.000 euros para una vivienda unifamiliar de lujo.

Fotos

Vídeos