El Ayuntamiento limpiará 12.200 metros cuadrados para eliminar chicles y orines de animales de Marbella

Charo Márquez
CHARO MÁRQUEZ

El concienzudo plan de choque que ha puesto en marcha la delegación municipal de Limpieza ha permitido localizar los metros cuadrados de superficies públicas afectados por chicles, manchas de suciedad, grasa y orín de animales. El concejal del ramo, Diego López, concretó ayer que serán en total 12.200 metros cuadrados que se han localizado en las últimas semanas «a las que el estado de dejadez que presentaban les ha pasado factura».

Este plan cuenta con un presupuesto de 64.000 euros y finalizará antes del 20 de diciembre.

La primera actuación tuvo lugar ayer en la estación de autobuses, lugar elegido para poner en marcha este plan «al ser una de las puertas de entrada a la ciudad y encontrarse afectada por este problema», explicó López. Le seguirán la avenida Ricardo Soriano, la calle Miguel Cano y otros puntos en distintos barrios de la ciudad.

El edil explicó que la eliminación de chicles se realiza mediante hidrolimpiadoras y calderas para obtener agua caliente a presión, actuando individualmente sobre cada uno y usando producto químicos especiales para facilitar el proceso. En el caso de las manchas de suciedad y grasa, se utiliza agua a alta presión en combinación con productos químicos respetuosos con el medio ambiente y no abrasivos. En las zonas afectadas por orín de animales, los trabajos se realizan con hidrolimpiadoras de baja presión y productos que eliminan toda la suciedad, higienizan y desodorizan.

El delegado de Limpieza destacó que estas acciones «complementan en paralelo a las realizadas diariamente por la delegación de Limpieza y los productos que se van a utilizar son 100% biodegradable y en ningún caso son peligrosos para los viandantes, mascotas o equipamientos». Añadió que el plan de choque que ha acometido el equipo de gobierno ha permitido sacar a la luz el estado real de este pavimento.

Fotos

Vídeos