El Ayuntamiento de Estepona limpia el cauce de cinco arroyos para evitar inundaciones

Un operario trabaja en el desbroce de uno de los arroyos./Charo Márquez
Un operario trabaja en el desbroce de uno de los arroyos. / Charo Márquez

El Consistorio aclara que sólo puede actuar en las zonas urbanas y que el resto es competencia de la Junta de Andalucía

Charo Márquez
CHARO MÁRQUEZ

Evitar inundaciones por el atasco del agua e incendios por la acumulación de maleza. Eran los objetivos de los trabajos de desbroce y poda de los cauces que ha llevado a cabo el Ayuntamiento en cinco de los arroyos que discurren por ámbitos urbanos del municipio. En total, las brigadas operativas han limpiado más de 3.500 metros longitudinales en estos cauces. Los trabajos, que comenzaron el pasado mes de enero, han permitido el acondicionamiento de los cauces del arroyo Hornacino de Levante, Cañada Ortega, arroyo Judío- Camino de Juan Benítez, arroyo Castor y Saladillo.

El concejal de Servicios, Blas Ruzafa, explicó ayer que el Consistorio sólo tiene competencias para actuar en los cauces que se encuentran en zonas urbanas, mientras que la Junta de Andalucía es responsable del mantenimiento de los que discurren en el resto de áreas del término municipal.

Ruzafa destacó la importancia de estas actuaciones «porque liberan a los cauces de obstáculos que pudieran impedir su normal desagüe, al tiempo que evita las formaciones de tapones que podrían originar inundaciones en caso de fuertes precipitaciones». Asimismo, señaló que el desbroce de los cauces de arroyos también se realizan «con la intención de evitar incendios forestales que pongan en riesgo a los vecinos y al patrimonio natural del municipio».

Hay que recordar que en agosto del pasado año un incendio en la zona del río Velerín obligó a desalojar 200 viviendas de dos urbanizaciones. Oposición y vecinos de la zona denunciaron entonces el abandono de los cauces y de los caminos rurales. Así el edil comentó que las brigadas operativas también están actuando en desbroces de caminos, parcelas municipales y alguna que otra ejecución subsidiaria, para evitar la concentración de masa arbustiva que pueda originar incendios forestales.

Las actuaciones de desbroce y poda de los cauces de los arroyos urbanos continuarán el próximo mes de junio, según avanzó Ruzafa, debido a que durante la primavera se deben interrumpir estos trabajos. La Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía insta a no actuar en los márgenes de los ríos durante estos meses para respetar el ciclo biológico que coincide con la puesta de huevos de la fauna de la zona.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos