El Ayuntamiento de Estepona niega que elaborara los criterios de licitación de la obras del faro

Las obras del entorno del faro fueron licitadas por más de 899.000 euros. / Charo Márquez

El Consistorio mantiene que el pliego que denunció la Asociación de Constructores fue redactado por el Consorcio Qualifica

Charo Márquez
CHARO MÁRQUEZ

El Ayuntamiento de Estepona explicó ayer que no redactó los criterios que rigieron el pliego de condiciones de las obras de remodelación de viales del entorno del faro y que fue denunciado por la Asociación de Constructores y Promotores de Málaga (ACP). «El órgano de contratación que aprobó el pliego de condiciones para la licitación de esta obra, y que posteriormente procedió a la adjudicación y a la formalización del contrato de obras fue el Consorcio Qualifica de la Costa del Sol», aseguró ayer el equipo de gobierno.

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), tal y como anunció anteayer este periódico, dio la razón a la ACP que impugnó este contrato de licitación denunciando que se producían «restricciones a la libre concurrencia» limitando la opción de las empresas.

El Ayuntamiento insistió ayer en que, durante este procedimiento, defendió que el expediente de licitación no era municipal y que la demanda de la ACP tendría que haberse dirigido contra el Consorcio Qualifica, «habiéndose emplazado al Ayuntamiento como mero interesado».

Es más, el equipo de gobierno apuntó que la demanda de la Asociación de Constructores y Promotores fue aceptada por el Consorcio Qualifica, que las rectificó. «Fue el Consorcio Qualifica el que acordó estimar parcialmente el recurso de reposición presentado por el ACP ordenando modificar la clasificación mínima exigible y, consecuencia de ello, se modifica el pliego de condiciones y se publica de nuevo el anuncio de licitación», puntualizó ayer el Ayuntamiento.

No queda claro si, el pliego de condiciones fue rectificado, ¿por qué continuó el proceso judicial? y , finalmente, cómo el TSJA ha dado la razón a la asociación demandante. Desde el equipo de gobierno insisten en que «el pliego de condiciones de esa licitación no fue elaborado por el Ayuntamiento y no es un expediente municipal».

El planteamiento de los empresarios, que ha refrendado el TSJA, se basaba en denunciar «una injustificada restricción de la competencia que derivó en que muchas empresas con capacidad y solvencia suficiente no pudieran optar al trabajo», explicaron los demandantes. La sentencia recoge que los criterios de clasificación que se exigían en el pliego limitaron la concurrencia de un 80% de las potenciales empresas. En ese momento en Andalucía existían con la calificación G4, que demandaba el pliego, 710 empresas, mientras que con la clasificación G6, que requería la asociación, había más de 3.700.

La obra de remodelación de los viales del entorno del faro fue licitada en 2012 por un importe de 899.407 euros y fue adjudicada ese mismo año. Por supuesto, está concluida. A pesar de ello, la ACP insistió en continuar con el procedimiento, incluso después de una primera sentencia en contra en la que además fueron condenados en costas. En la sentencia del TSJA no se han impuesto las costas al Ayuntamiento de Estepona al revocar la sentencia de primera instancia. Un criterio que han aplaudido desde la ACP, pues «no es intención causar perjuicios económicos a las Administraciones, sino clarificar aquellas cuestiones que dificultan el trabajo de las empresas».

Fotos

Vídeos