El Ayuntamiento de Estepona aprobará hoy en pleno el uso del subsuelo como bien patrimonial

Zona del Parque Central. :: ch. márquez
Zona del Parque Central. :: ch. márquez

El equipo de gobierno pretende así agilizar las concesiones para aparcamientos y generar ingresos

Charo Márquez
CHARO MÁRQUEZ

El subsuelo es un bien demanial, esto significa que no se puede vender, ni transmitir ni embargar. Está protegido. Los bienes demaniales han de destinarse obligatoriamente al uso o servicio público, salvo razones de interés público debidamente justificado. El equipo de gobierno llevará hoy a pleno la modificación de la ordenanza municipal reguladora del uso del subsuelo de dominio público para que pase a ser patrimonial. De esta forma el Ayuntamiento podrá hacer concesiones para la instalación de aparcamientos que conllevarán ingresos para las arcas municipales.

Hasta ahora estas cesiones se vienen produciendo incoando expedientes de alteración de la calificación jurídica de las propiedades municipales. El último caso es el de dos fincas situadas en el sector 'Parque Central'. La concejala de Infraestructuras, Ana Velasco, ha explicado que en este caso son dos parcelas separadas por una zona verde donde se pretende construir un aparcamiento subterráneo.

La edil comenta que el Ayuntamiento recibe muchas solicitudes de este tipo y que «es más fácil cambiar la ordenanza que tener que ir haciendo expediente por expediente».

«No se puede disponer de los bienes demaniales y de esta forma el subsuelo pasa a ser patrimonial para cuando el Ayuntamiento lo vea oportuno», añade.

Velasco considera además que así el Consistorio obtiene dinero «sobre algo que no se usa». Y aclara que se respetan todas aquellas zonas verdes, viales y caminos.

La sesión plenaria de hoy también tratará la innovación del Plan General de Ordenación Urbana para incentivar la implantación de hoteles, promovida por el propio Ayuntamiento.

El orden del día también contempla reconocimiento extrajudicial de créditos, expedientes de suplementos de crédito y transferencia de créditos. Y un expediente de la asesoría jurídica relativo al procedimiento interpuesto por la macrocomunidad de propietarios de Puerto Romano.

Quejas de comerciantes

En la sesión de hoy se espera la presencia de los comerciantes y empresarios de la plaza Antonia Guerrero molestos, no sólo por el retraso de las obras, sino por la modificación del proyecto previsto para este espacio. Los afectados han denunciado que se han construido los accesos de las escaleras al aparcamiento subterráneo y el cubo que acogerá el ascensor justo delante de sus escaparates.

En concreto paredes de hormigón de más de tres metros de altura a menos de tres metros de las cristaleras de los negocios. Los empresarios aseguran que han visto mermados sus beneficios a consecuencia de estas obras y que la instalación de estos elementos obstaculizando sus escaparates agravará aún más su crítica situación. Recuerdan que se les prometió una plaza diáfana y abierta para poder celebrar eventos, conciertos, desfiles y colocar las mesas de los distintos bares y que con la distribución actual es imposible.

Fotos

Vídeos