El Ayuntamiento decreta el cierre de un local en Banús en plena campaña de control de establecimientos

El establecimiento afectado se encuentra en plena playa de Banús. :: josele-lanza

El equipo de gobierno anunciaba hace un mes el endurecimiento de la vigilancia para evitar el deterioro en la imagen de la ciudad

Mónica Pérez
MÓNICA PÉREZMarbella

El Ayuntamiento de Marbella ha decretado el cese de la actividad de uno de los 'beach club' más conocidos de Puerto Banús después de que en uno de los controles en locales de la zona se haya comprobado que el establecimiento carece a día de hoy de la preceptiva licencia municipal de apertura para realizar actividades musicales. Se trata de Plaza Beach, un bar-restaurante-discoteca al aire libre, a pie de mar, y punto de concentración habitual de jóvenes, mayoritariamente británicos, que tienen a este 'beach' como uno de los imprescindibles en su ruta por Banús durante las vacaciones.

Fuentes del Consistorio confirmaron que el establecimiento no había renovado la licencia que le permite la apertura para mantener actividades musicales, o lo que es lo mismo, tener un música en sus instalaciones, desde el año 2008, por lo que, tras las comprobaciones oportunas y la emisión del correspondiente informe jurídico, se ha decretado «adoptar la medida provisional e inmediata de cese de la actividad». El documento, con fecha del pasado 4 de julio, y al que ha tenido acceso este periódico, da un plazo de diez días a la parte interesada para que aporte «cuantas alegaciones, documentos o informaciones estime convenientes y en su caso, proponer prueba, concretando los medios de que pretendan valerse».

La resolución municipal indica igualmente que «la citada suspensión de la actividad, de no ejecutarse voluntariamente, se llevará a cabo mediante el precinto inmediato de las instalaciones, advirtiéndole al interesado que será realizado a su costa y que si el mismo fuese quebrantado se dará traslado a los juzgados de la localidad».

Se ha ordenado el cese de la actividad por carecer de licencia de apertura para mantener actividades musicales

La medida tiene lugar en plena campaña de control de establecimientos de Puerto Banús y otros puntos del municipio anunciada hace justo un mes por el propio equipo de gobierno. Después de que escenas de jóvenes en bañador y biquinis deambulando por las calles en estado de embriaguez comenzaran a circular en redes sociales y televisiones nacionales, el Ayuntamiento anunciaba no solo el endurecimiento de la ordenanza contra comportamientos incívicos en la vía pública -que derivará en una modificación de la normativa para prohibir la presencia de descamisados en las calles- sino también el inicio de controles sobre establecimientos «que han convertido este tipo de actividad en el centro sobre el que gira su negocio», indicaba el 5 de junio pasado en rueda de prensa el concejal de Seguridad, Javier Porcuna, sin referirse de manera explícita al conocido como turismo 'low cost' o de borrachera. El edil matizaba que la iniciativa se debía adoptar no solo desde el ámbito policial sino también desde el empresarial, ya que hay empresarios que están mentalizados sobre qué tipo de público le interesa y otros que no. «No estamos hablando de controles que vayan más allá de lo que puede hacer el Ayuntamiento, pero hay un tipo de licencias que son absolutamente discrecionales y analizaremos si estamos contribuyendo a la mejora del producto Puerto Banús o si estamos dando un paso atrás», advertía el concejal.

Fotos

Vídeos