El Ayuntamiento condena el envenenamiento de gatos en Casares Costa

CH. M.

La concejalía de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Casares ha denunciado que se han llevado a cabo envenenamientos que han acabado con la vida de casi toda la colonia felina en la urbanización Marina de Casares. Según la Asociación Gatos y Amigos, que protege a estos animales, sólo han sobrevivido unos adultos y algunas crías; «el resto de miembros de la colonia han sido aniquilados, muriendo con gran sufrimiento», han advertido. Tanto el Seprona como la Policía Local de Casares ya están investigando los hechos. La concejala de Medio Ambiente, Noelia Rodríguez, ha recordado que el hecho de envenenar a un perro o gato, está castigado por el Código Penal con una pena de prisión. Y es aún más grave la colocación de cebos en entornos urbanos, si consideramos el riesgo añadido que supone para los seres humanos. La edil ha indicado que «es fundamental que los vecinos que sean conocedores de la colocación de algún tipo de veneno lo pongan en conocimiento de las autoridades». El Ayuntamiento de Casares y la asociación animal han coordinado un sistema de control de las colonias de gatos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos