El Ayuntamiento de Marbella asume la reconstrucción de muros dañados por las lluvias en La Patera

José Bernal y Blanca Fernández supervisan el proyecto con un técnico de obras.
José Bernal y Blanca Fernández supervisan el proyecto con un técnico de obras. / Josele-Lanza -

La barriada fue una de las más afectadas del municipio en las inundaciones de diciembre del pasado año

Mónica Pérez
MÓNICA PÉREZMarbella

Las máquinas trabajan ya a destajo en calles de la barriada de La Patera para la reconstrucción de parte de los daños que provocaron las inundaciones de diciembre del pasado año. En concreto, el Ayuntamiento asume la reparación de una escalera y cinco muros de contención, ubicados en la avenida Duque de Lerma y las calles Serenata y Eugenia de Montijo, y que se encontraban apuntalados desde entonces.

En concreto, el presupuesto para esta actuación asciende a 153.000 euros procedentes de las cuentas municipales de este año. Es el dato aportado por el alcalde José Bernal que en el día de ayer cursaba una visita a la zona junto a la delegada municipal de Obras, Blanca Fernández. El primer edil criticó que pese a que el Gobierno central «declaró a Marbella como zona catastrófica y los daños causados por el temporal se cifraron en 27 millones de euros, todavía estamos esperando que lleguen las ayudas». Una situación ante la que -indicó- el Consistorio reacciona asumiendo «por responsabilidad una obra que no estaba contemplada en los presupuestos municipales, ya que la integridad de los ciudadanos está por encima de planteamientos políticos». Bernal cifró en 1,5 millones de euros la cantidad que el Ayuntamiento de Marbella ha desembolsado ya en desperfectos originados por las lluvias del pasado invierno, y avanzó que también se va a acometer una actuación en la zona de Plaza de Toros «en cuanto se encuentre el encaje administrativo y competencial».

La concejala de Obras, por su parte, subrayó que la intervención en La Patera, que durará unos tres meses, «es muy necesaria» porque el estado de muros y escaleras «entrañaba cierta peligrosidad al ser una zona de mucho tránsito», y añadió que para poder acometerla «hemos tenido que renunciar a obras que estaban contempladas en los presupuestos municipales».

Fotos

Vídeos