El Ayuntamiento de Marbella tendrá que ajustar el gasto en 2020 por saltarse el techo legal fijado para el año próximo

El edil de Hacienda señala que las medidas «correctoras» se definirán una vez liquidado el presupuesto de 2018 y comprobado en cuánto se supera el tope del Estado

Mónica Pérez
MÓNICA PÉREZMarbella

El Ayuntamiento de Marbella se saltará el techo de gasto fijado por el Gobierno central para el presupuesto de 2018 sobre la base de un acuerdo alcanzado con el Ministerio de Hacienda. Lo explicaba la alcaldesa de la ciudad este lunes al hacer público el borrador de las cuentas del próximo año, un anuncio que ha desatado una cascada de críticas desde los grupos de la oposición. ¿En qué consiste esa medida anunciada por Ángeles Muñoz y qué repercusión tendrá en ejercicios posteriores? El concejal de Hacienda, Manuel Osorio, reconoce en declaraciones a SUR que superar ese techo de gasto fijado por el Gobierno para el año 2018 (que baja por tercer año consecutivo) obligará a aplicar un Plan Económico Financiero con medidas correctoras de aplicación a partir de 2020. ¿Qué medidas serán esas? El responsable de Hacienda subraya que no podrán definirse hasta tanto no se tenga sobre la mesa la liquidación del presupuesto de 2018 y, con ella, la cantidad exacta con la que se haya superado el techo de gasto y que no tiene por qué alcanzar los 36 millones de euros que sobre el papel hay recogidos, cantidad de la que deja constancia el Interventor Municipal en un informe. «Hay que tener en cuenta que trabajamos sobre estimaciones a la hora de hacer el presupuesto, y en base a esa estimación y con las cifras que manejamos, teóricamente romperíamos el techo de gasto en 36 millones, pero no tiene por qué ser así», explica.

Osorio defiende la medida acordada que, asegura, no es «excepcional para Marbella», y por cuanto además -subraya- «no pone el riesgo la estabilidad económica de las arcas municipales».

No comparten esta opinión los grupos municipales del PSOE e IU. El exalcalde y concejal socialista José Bernal fue ayer contundente al afirmar que romper el techo de gasto por 36 millones de euros «va a hipotecar el futuro de Marbella», y ello -defendió mostrando documentación de Intervención municipal- tras el saneamiento de las cuentas durante sus dos años de mandato. Bernal basó sus afirmaciones en el informe del Interventor en el que se recoge que, con la previsión de gastos recogida en el presupuesto para 2018 que mañana irá a pleno extraordinario, se estaría superando el techo de gasto señalado por el Estado en 36 millones de euros (215 millones previstos frente a los 180 finados por Hacienda). Para el socialista, «este desfalco del PP y OSP» derivará en la aplicación de un «plan de ajuste» de aplicación en 2020 «tras las elecciones municipales» que, indicó, obligará a aplicar «medidas estructurales que pueden ir desde la reducción de personal o de su coste global, un ahorro del gasto corriente, o una subida de impuestos». «A esto nos condena el PP con su política de tierra quemada», criticó José Bernal.

Manuel OsorioBernal cree que la medida hipoteca el futuro de Marbella. IU habla de futuros «recortes dramáticos»José BernalMiguel Díaz

El responsable municipal de Hacienda, Manuel Osorio, acusa al exalcalde de «crear alarma» con unos datos que, indica, no son exactos.

El grupo municipal socialista, que había anunciado su abstención en el pleno del presupuesto, habla ahora de un «replanteamiento del voto». «No seremos cómplices del desfalco del Ayuntamiento», indicó Bernal.

El grupo socialista habla además de un «aumento significativo en los impuestos directos» previsto por el presupuesto de 2018, con un incremento de la recaudación previsto de «casi 7 millones más, 4 de ellos correspondiente al IBI». Sobre este punto Manuel Osorio rechaza que se vayan a subir los impuestos, y sobre los mayores ingresos por IBI reitera que responde a una «mejor gestión en los procesos de cobro».

Desde IU, el concejal Miguel Díaz señala que superar en 36 millones el techo de gasto «supondrá recortes dramáticos en el futuro por el efecto rebote que provocará que los millones que ahora están de más, tengan que estar de menos en futuros ejercicios presupuestarios».

Para IU, las cuentas presentadas por PP-OSP «dinamitan la participación y nos devuelve al clientelismo de la desprotección social».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos