Ávilas Rojas quiere vender el edificio incautado donde se ha previsto la Ciudad de la Justicia

Cartel que se ha colocado en el edificio donde se ha previsto la Ciudad de la Justicia de Marbella./SUR
Cartel que se ha colocado en el edificio donde se ha previsto la Ciudad de la Justicia de Marbella. / SUR

La Audiencia Provincial asegura que la operación no es factible, aunque reconoce que existe una vieja discusión sobre la titularidad del inmueble

Mónica Pérez
MÓNICA PÉREZMarbella

La empresa que en su día levantó el edificio inconcluso junto al Hospital Costa del Sol con la intención de convertirlo en hotel pone a la venta ahora el inmueble. Explotaciones Turísticas Estrella del Sur, sociedad del constructor granadino José Ávilas Rojas (que a día de hoy sigue figurando como administrador) pretende vender este edificio pese a que figura entre el listado de bienes intervenidos al principal cerebro de la trama 'Malaya', Juan Antonio Roca. De hecho, fuentes del propio tribunal ya aseguran a SUR que la operación no es factible. Es en este inmueble donde se ha previsto crear la Ciudad de la Justicia de Marbella, un planteamiento que cuenta desde hace meses con el consenso entre las diferentes instituciones implicadas, desde el Estado, al Ayuntamiento, la Junta de Andalucía, el tribunal del caso y la propia administración judicial de los bienes intervenidos a Roca.

La empresa ha colocado un cartel de grandes dimensiones en uno de los laterales del edificio, el que mejor se ve desde la autovía A-7, en el que reivindica la propiedad del inmueble y concreta que la venta responde al interés por hacer frente a pagos pendientes. «Construcción propiedad de Explotaciones Turísticas Estrella del SUR S.L. Se vende para poder atender pagos de técnicos, trabajadores y proveedores».

Fuentes de la oficina de la empresa en Marbella consultadas por este periódico aseguran que el inmueble «ya lleva tiempo a la venta» y que el objetivo de la propiedad es recuperar la inversión que en su día se hizo en la zona para levantar estas instalaciones. Pese a los intentos realizados, este periódico no pudo recabar ninguna otra declaración sobre el caso por parte de los responsables directos de la sociedad.

Hay que recordar que las obras para levantar estas instalaciones acabaron paralizadas tras una denuncia formulada por la Demarcación de Carreteras, ya que además de estar levantado en zona verde invadía la zona de afección de la autovía. Pese a que la promoción había sido desarrollada por Ávila Rojas, posteriormente se comprobó que el inmueble formaba parte del millonario patrimonio intervenido a Roca. No obstante, como llegan a reconocer desde la Audiencia Provincial a este periódico existe una vieja discusión sobre este punto, dado que la empresa granadina viene defendiendo como propia la titularidad de la construcción. Precisamente, indican, se ha programado una reunión en la que el tribunal y la Fiscalía abordarán el asunto, si bien inciden en que la operación de venta pretendida por la empresa Ávilas Rojas no es posible. Otras fuentes han confirmado a este periódico que la administración judicial de los bienes intervenidos tendría regularizada la inmatriculación de la construcción a nombre de Condeor, una de las empresas interpuestas de Roca.

El Ayuntamiento, al margen

En el Ayuntamiento de Marbella insisten en el «consenso» alcanzado por todas las partes implicadas para que este edificio acoja la futura Ciudad de la Justicia. Ante el paso dado por Ávilas Rojas, fuentes municipales subrayan que el Consistorio se mantiene al margen de las posibles disputas entre terceros sobre la titularidad de un inmueble que tanto el tribunal del caso como la propia administración judicial de los bienes reconocen como bien incautado en 'Malaya'.

El pasado noviembre y después de algún tiempo trabajado sobre el asunto, el Consistorio organizaba una visita al edificio a la que asistieron, entre otros, el presidente de la Sección Tercera de la Audiencia Provincial -tribunal del 'caso Malaya'-; el fiscal jefe del área de Marbella, Julio Martínez Carazo; el juez decano de Marbella, Ángel Sánchez; y representantes de otras entidades implicadas como la administración judicial de los bienes intervenidos a Roca y el Colegio de Abogados. La foto de familia ponía de manifiesto el consenso sobre el futuro del edificio.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos