La Audiencia anula una hipoteca dos días antes de la subasta de un inmueble en Marbella

Los clientes, un matrimonio británico, fueron captados para suscribir un préstamo como fórmula de ahorro del impuesto de sucesiones

EFE MARBELLA.

La Sección Cuarta de la Audiencia Provincial de Málaga ha declarado la ilegalidad de un préstamo hipotecario de 1.160.000 euros concedido por Nykredit Realkredit A/S, la primera entidad hipotecaria de Dinamarca, a un matrimonio británico sobre una vivienda en Marbella.

La Audiencia Provincial anula de pleno derecho la contratación del producto financiero y, en consecuencia, la escritura de constitución de hipoteca suscrita por el matrimonio el 3 de abril de 2007, así como los contratos suscritos con la entidad bancaria, firmados ambos en Marbella el 16 de febrero de 2007.

Asimismo, el fallo judicial, al que ha tenido acceso Efe, deja sin efecto, al revocarla, una sentencia emitida por el juzgado de Primera Instancia número 4 de Marbella de 22 de abril de 2016.

El capital no se entregaba a los clientes, sino a una entidad asociada y quedaba invertido en un SICAV

Paralelamente al procedimiento de nulidad instado por la defensa del matrimonio británico, la entidad Nykredit inició en 2015 en el juzgado de Instrucción número 6 de Marbella el proceso de ejecución judicial de la hipoteca para cobrarse el préstamo.

Sin embargo, el fallo de la Audiencia Provincial se ha emitido el pasado 20 de marzo, dos días antes de que un postor presentara una puja para quedarse con la vivienda.

Según ha explicado Antonio Flores, abogado de la Lawbird Legal Services, representante de los propietarios de la vivienda, Nykredit, que tiene oficina en Marbella, y la entidad Sydbank (Schweiz) AG, también danesa pero radicada en Suiza, se unieron para ofrecer un producto financiero que denominaron «Spanish Equity Release Package», o «SERP», acrónimo traducido al castellano como Esquema de Liberación de Capital Español.

SICAV

El letrado ha señalado a través de un comunicado que Nykredit «concedía los préstamos hipotecarios y el capital, que no se entregaba al cliente, sino a la entidad asociada Sydbank, quedaba invertido en una Sociedad de Inversión de Capital Variable (SICAV) en Suiza».

Asimismo, ha asegurado que sus clientes, que contaban con 56 y 58 años cuando tuvieron lugar los hechos, fueron captados por las entidades demandadas mediante «agresivas campañas publicitarias para que suscribieran un préstamo hipotecario a 30 años como fórmula de ahorro del impuesto de sucesiones».

Igualmente, la Audiencia Provincial condena a ambas entidades bancarias a devolver al matrimonio la cuantía de 469.481,9 euros, incrementada con el interés legal devengado desde el 31 de julio de 2011.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos