El PP atribuye al «caos» de Urbanismo la invalidación del texto refundido del PGOU de Marbella

Cristóbal Garre, en su comparecencia de ayer. / Josele-Lanza -

El concejal popular asegura que el equipo de gobierno demoró un mes en dar a conocer el informe jurídico desfavorable

Héctor Barbotta
HÉCTOR BARBOTTAMarbella

El concejal del grupo municipal popular Cristóbal Garre aseguró ayer que el tripartito ha llevado el urbanismo en Marbella «a una situación de caos absoluto», con un último desprósito, que ha motivado que se invalide la aprobación del texto refundido y que se quede en suspenso.

Garre ha recordado que el pasado abril se aprobó en el pleno del ayuntamiento unas enmiendas al texto refundido propuestas por Podemos que desde el PP consideraban de dudosa legalidad, por lo se requirió informe jurídico al respecto. Este informe, adelantado por SUR el pasado sábado ha concluido de manera desfavorable a las citadas enmiendas de adición.

«Pese a que este informe jurídico data del 26 de junio, no se nos remite copia hasta el 21 de julio, horas antes de la celebración de la comisión plenaria y el mismo asegura que dar trámite de exposición pública y abrir plazo de alegaciones no resulta procedente, en tanto que el documento no recoge nuevas determinaciones de planeamiento», ha explicado el edil.

El informe de la técnico de Urbanismo subraya, según explicó ayer el concejal del PP, que el contenido de esos acuerdos no se ajusta al procedimiento legalmente establecido para la aprobación del texto refundido del Plan General y además entran en contradicción, ya que por un lado pretenden someter el documento a un trámite de información al público con alegaciones, pero sin proceder a publicarlo.

«Enmiendas inaplicable juridicamente y que de nuevo retrasan la hoja de ruta del urbanismo planteado tras la anulación del PGOU en 2015», lamentó el concejal del PP, quien ha subrayado que este nuevo episodio del Urbanismo «es una prueba más que evidente de la insolvencia de este equipo de gobierno».

Garre ha recordado algunos de los hitos de la a su juicio nefasta gestión del Ejecutivo en esta área, «con unas normas urbanísticas que siguen durmiendo desde que se aprobaran con el voto a favor del PP y por la vía de urgencia el pasado año, con una nueva demora del texto refundido y sin adaptarlo a la LOUA, y por supuesto sin lo más importante, que es la elaboración de un nuevo PGOU, que ofrezca tranquilidad al sector y del que ni siquiera ha empezado la licitación».

Para el concejal, los «despropósitos» que se están sucediendo en Urbanismo son consecuencia de un equipo de gobierno débil, sin mayoría, con falta de humildad, soberbio y que, en luf¡gar de consensuar y dialogar, pretende imponer estas medidas, que a su juicio suponen meros parches.

Plan anulado

Por su parte, la edil de Urbanismo, Isabel Pérez, ha respondido que «el único caos que existe en el urbanismo es el que nos dejó el PP» con un Plan que fue anulado por el Tribunal Supremo y que generó una situación complicada que el equipo de gobierno, aseguró, está resolviendo.

Pérez pidió a Garre que «para no hacer más el ridículo ante la ciudadanía al hablar de esta materia pregunte a sus compañeros sobre lo que hicieron durante los ocho años anteriores».

Asimismo, le recordó que la que fuera concejala de Urbanismo, Alba Echeverría, está siendo investigada por el caso PGOU, «en el que también fue denunciada por la Fiscalía la exalcaldesa Ángeles Muñoz». En ese sentido, pidió al Partido Popular «que olvide de una vez su obsesión por el deslinde con Benahavís y deje de bloquear el Ayuntamiento en esta materia sólo por los intereses personales de Ángeles Muñoz».

Fotos

Vídeos