Atrapan tras varios intentos al pez cocodrilo de la Represa

Técnicos del Ayuntamiento. :: josele-lanza

El animal fue apresado por técnicos del Ayuntamiento con la colaboración de pescadores aficionados tras varios intentos fallidos de dar con él Desenlace feliz tras más de una semana generando expectación y alarma entre los vecinos de la zona

PABLO COLLANTES

marbella. A la enésima fue la vencida. Ayer se consiguió finalmente dar caza al ejemplar de pez cocodrilo descubierto días atrás en el parque de La Represa de Marbella.

Tras más de seis intentos, sobre las once y media de la mañana el animal fue atrapado por el expatrón mayor de la Cofradía de Pescadores, Manuel Haro, que utilizó para ello un trasmayo con doble red tras dos intentos fallidos por parte de personal que lo había intentado con caña. Ya el pasado viernes, en la primera jornada en la que se le intentó dar caza, los esfuerzos fueron en vano. Haro, que trabaja actualmente en la Delegación de Playas del Ayuntamiento, utilizó en esta ocasión unos aparejos más grandes y una técnica más cuidada.

Antes de capturarlo oficialmente, unos pescadores aficionados se desplazaron hasta el lago artificial a primera hora de la mañana con la intención de capturarlo utilizando una caña. La artimaña sirvió. Sin embargo, justo cuando estaban esperando con el ejemplar a que llegaran los servicios del Ayuntamiento, el pez se revolvió y logró escabullirse de sus captores por la charca.

El ejemplar mide más de 90 centímetros y pesa más de once kilos y medio Para capturarlo, se utilizó una malla reforzada en la que el pez quedó atrapado

La presencia del pez cocodrilo en el citado parque urbano, donde había levantado cierta alarma debido a su aspecto y a su gran tamaño (se acerca al metro de longitud), llega de esa manera a su fin después de que durante dos días, todos los intentos por pescarlo resultaran infructuosos.

El animal, al verse acorralado, hizo buen uso de su gran dentadura y logró escabullirse rompiendo la malla con la que pretendían retener a la fiera.

En la jornada del viernes, se dieron cita cerca de una veintena de vecinos que opinaron, entre ellos, de cuál sería la mejor forma para resolver con audacia la captura del pez. Pescadores espontáneos y algún que otro aficionado, indicaron a los técnicos las distintas artes de pesca que podrían emplearse.

Durante la jornada de ayer, la presencia de espectadores disminuyó drásticamente, por lo que apenas una decena vecinos se arremolinaron alrededor del pez tras ser cazado. Entre esos vecinos, se encontraba la que se sospecha que ha sido su cuidadora durante estos días. Una vecina del barrio que se negaba a que el pez cocodrilo abandonase su refugio en el centro de la ciudad.

El animal fue trasladado de inmediato al Bioparc de Fuengirola, donde será exhibido junto a otros tres ejemplares de su misma especie en la ría de la reserva. El pez llegó a las instalaciones en buen estado, pese a lo agresivo de su captura.

Primer chequeo del pez

Tras una primera revisión en una instalación temporal, ya se encuentra en el área de cuarentena para especies acuáticas de Bioparc Fuengirola donde se le realizarán diferentes pruebas para descartar enfermedades que pueda tener y transmitir a los peces con los que en el futuro compartirá instalación.

En la instalación temporal el equipo de técnicos de Bioparc compuesto por especialistas en animales acuáticos y veterinarios, confirmó que el pez mide 90 centímetros y pesa en torno a once kilos y quinientos gramos aproximadamente.

El pez cocodrilo se caracteriza por tener una cabeza muy parecida a la de un cocodrilo, con un largo hocico y dientes afilados, lo que le da un aspecto realmente terrorífico. Solo se alimenta de otros animales de menor tamaño y es totalmente inofensivo para los humanos. Se cree que fue arrojado al parque de la represa cuando aún era pequeño y que ha crecido alimentándose de otras especies.

Fotos

Vídeos