Arrestan al marido de Rebecca Muldoon al estar buscado en su país por un delito económico

Comisaría de Policía Nacional en Marbella /Josele-Lanza -
Comisaría de Policía Nacional en Marbella / Josele-Lanza -

Las autoridades británicas han dictado una Orden Europea de Detención contra el individuo, que ha sido capturado dos veces en 15 días en Marbella

Juan Cano
JUAN CANOMálaga

La Policía Nacional ha vuelto a detener, por segunda vez en apenas 15 días, al marido de Rebecca Muldoon, la británica de 35 años desaparecida el día 2 de enero en Marbella y cuyo cadáver, según la investigación, fue hallado este domingo en una playa de la localidad.

El arresto, no obstante, obedece a una orden de busca y captura dictada por las autoridades británicas por al menos un delito de índole económica y no guarda relación con la muerte de su pareja, en la que, según las pesquisas, no habrían participado terceras personas. La hipótesis policial, avalada por los primeros resultados de la autopsia, apunta al suicidio.

Paul Muldoon fue arrestado por primera vez en Año Nuevo acusado de maltratar a Rebecca. Aunque ella no llegó a denunciarlo, la policía actuó de oficio por una posible agresión en el domicilio familiar, en la zona de Vigil de Quiñones.

Paul pasó la noche en comisaría y Rebecca, en casa de una amiga con sus dos hijos, de 8 y 11 años. Fue citada al día siguiente en el juzgado para declarar sobre el supuesto episodio de violencia machista, pero no se presentó. Mientras él permanecía en los calabozos, ella desapareció, dejando solos a los dos niños en la vivienda que compartía con su marido.

La detención no guarda relación con la muerte de Rebecca, ya que apunta al suicidio

La alerta de un vecino, que vio a los menores en la azotea, activó también la búsqueda de la mujer. La familia materna se hizo cargo de los críos, que no son hijos de Paul, mientras la policía trataba de localizar a su madre. Su móvil dejó de dar señal y no se había llevado dinero, ropa ni documentación, aunque todo indicaba que la desparición había sido voluntaria.

El domingo, una joven que había salido a correr por la playa del Oasis encontró el cadáver de una mujer que el mar había sacado a la arena. El deterioro que presentaba por el tiempo que había pasado en el agua, y que coincidiría con los 12 días que llevaba desaparecida, impidieron identificarla inmediatamente, aunque coincidían tanto la ropa como los rasgos físicos. Los investigadores no tienen dudas de que se trata de Rebecca y piensan, a tenor de todos los indicios recabados, que se quitó la vida.

En los últimos días, los agentes hicieron indagaciones sobre el marido y descubrieron que estaba buscado por las autoridades británicas, que han dictado una Orden Europea de Detención y Entrega (OEDE) que entró en vigor ayer mismo. Al parecer, se le reclama por su presunta implicación en un delito de índole económica relacionado con «chiringuitos financieros», según apuntaron las fuentes consultadas. Fue arrestado ayer y ha vuelto a pasar la noche en comisaría mientras se llevan a cabo los trámites para su extradición.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos