La aprobación del texto refundido del PGOU del 86 saldrá adelante este viernes

Imagen del pleno celebrado en abril. / Josele-Lanza -

Caracuel asegura que es el mismo documento que presentó el tripartito sin la exposición pública que demandaba Podemos y con 12 correcciones.

Charo Márquez
CHARO MÁRQUEZ

El equipo de Gobierno aprobará en el pleno del próximo viernes el texto refundido del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) del 86. Se trata del mismo texto que no apoyó cuando fue presentado por el tripartito en abril pese a que, según palabras de la concejala de Ordenación del Territorio, María Francisca Caracuel, «no se ha tocado nada» del texto que elevó a pleno el anterior Ejecutivo local.

Caracuel aclaró ayer que el documento «no incorpora nuevas determinaciones, ni modifica el planeamiento existente». Sólo se han corregido 12 errores materiales y estructurales. Uno de estos errores materiales es la falta de grafía de la línea correspondiente a la alegación 310 sobre los límites entre Marbella y Benahavís. La corrección, según la edil, está respaldado por cuatro informes técnicos que con anterioridad ignoró el tripartito. El único cambio en el documento es la supresión de la exposición pública que, según otro informe citado por la concejala, no se ajusta a la ley y que fue la razón por la que el PP no respaldó la aprobación en abril.

Caracuel acusó ayer al anterior equipo de gobierno de tener paralizado el urbanismo y de haber perdido mucho tiempo cuando esta aprobación sólo requería un trámite administrativo. «Este documento tenía que llevar varios meses aprobado y nosotros nos hemos puesto en la tarea de darle luz verde lo antes posible y lo vamos a conseguir sin llevar ni un mes al frente de la delegación. Se podría haber ganado mucho tiempo porque la tramitación sólo requiere de un acuerdo plenario», argumentó.

Cronología

La responsable de Urbanismo hizo una cronología de este texto refundido. Recordó que el tripartito lo llevó por primera vez a pleno en febrero aunque se retiró para un mayor estudio. Nuevamente se elevó a pleno el 28 de abril, sesión en la que la propuesta inicial fue modificada con una enmienda de adición planteada por el grupo Costa del Sol Sí Puede que demandaba la apertura de un trámite de información pública y la petición de informes sectoriales. Los informes técnicos y jurídicos determinaron «que no era legal ni conforme a derecho», apuntó Caracuel.

Posteriormente, se intentó llevar a pleno por tercera vez el pasado mes de julio, ya sin la enmienda. No llegó a superar el trámite previo de la comisión informativa porque requería de mayoría absoluta y el grupo CSSP votó en contra al haberse eliminado las propuestas que había planteado. El PP se abstuvo. Ahora presenta el documento que Caracuel definió como «manejable, accesible y fácil que refunde todo lo previamente aprobado».

PSOE

La predecesora de Caracuel en la delegación de Urbanismo, la edil socialista Isabel Pérez, reprochó ayer a los populares que no apoyaran el texto refundido en abril «cuando se le añadió una enmienda para que tuviera mayor participación ciudadana, y ahora lo traen de nuevo al pleno para eliminar que salga a exposición pública». Comentó que el texto que ahora presentan los populares es el mismo «con el único cambio que no lo van a exponer al público».

Recordó que el PP basó su negativa entonces en que el documento «suponía el retorno al urbanismo de los años 80, pero ahora les parece bien. ¿Qué ha cambiado? Únicamente que están en el gobierno, así es como funcionan». Añadió que la ahora alcaldesa, Ángeles Muñoz, llegó incluso a decir que el texto refundido incluía convenios de la época del GIL «pero ahora les parece un documento impecable. Está claro que entonces mintieron solo con el fin de bloquear el urbanismo, como hicieron con todo», lamentó Pérez.

Plataforma

Además de este cruce de acusaciones entre PP y PSOE sobre el bloqueo del urbanismo, ayer la plataforma ciudadana 'Ni un metro de Marbella para otra población' presentó una solicitud por registro de entrada relacionada también con el texto refundido. El colectivo pide la exposición pública del Texto Refundido del Plan General de Ordenación Urbanística de Marbella y que del mismo se suprima la corrección de errores relativa a la alegación 310, al entender que con ello «se pretende situar en Benahavís una parcela que era de Marbella».

Carola Herrero, miembro del colectivo, apuntó ayer que el texto refundido incluye un plano reconstruido que incorpora cerca de 500 alegaciones y más de 100 modificaciones que no se expusieron al público. «Se va a aprobar directamente sin participación ciudadana y nos va a obligar a recurrir al contencioso para intentar anular el plan y dentro de unos años nos encontraremos en la misma situación de un plan anulado por carecer de exposición pública», advirtió.

Respecto a esta petición, Francisca Caracuel manifestó que «comprendo, pero no comparto, que quien no ha obtenido lo que reclamaba judicialmente, y que está archivado, quiera seguir haciendo política con este tema».

La plataforma también ha solicitado intervenir en el pleno del viernes para abordar este tema.

Fotos

Vídeos