Ángeles Muñoz se reúne con las Ampas para apagar la polémica de las cocinas escolares

Un momento de la reunión, ayer, en el Salón de los Frescos del Ayuntamiento de Marbella./SUR
Un momento de la reunión, ayer, en el Salón de los Frescos del Ayuntamiento de Marbella. / SUR

La alcaldesa confirma que negociará con la Junta para mantener el personal en Vicente Aleixandre, Juan Ramón Jiménez y Fernández-Mayoralas

Nieves Castro
NIEVES CASTROMarbella

La alcaldesa de Marbella, Ángeles Muñoz, se reunió ayer con representantes de las Ampas Vicente Aleixander, Juan Ramón Jiménez y Rafael Fernández-Mayoralas para abordar las posibles soluciones ante la falta de personal de cocina en los tres colegios públicos desde que comenzó el curso. La regidora, que recibió a las portavoces de los padres junto a la responsable de Educación, Carmen Díaz, y representantes de IU, con el líder de la coalición de izquierdas, Miguel Díaz, a la cabeza, subrayó que la voluntad del Ayuntamiento es negociar con la Junta un acuerdo que permita la continuidad del servicio. Los referidos centros son los únicos colegios públicos de la ciudad que mantienen aún cocina propia.

Actualmente 11 cocineros y cocineras dependientes del Ayuntamiento prestan el servicio a unos 800 escolares, pero los padres denuncian que la falta de reposición del personal, ante bajas por enfermedad, asuntos propios o jubilaciones, está mermando la plantilla y con ello el propio servicio de comedor. Más aún a partir de este mes de abril cuando están previstas dos jubilaciones. Pero la escasez de personal no es lo único que angustia a los padres. El pago de estos trabajadores es asumido por el Ayuntamiento, pero dejará de ser así en breve por indicación del Interventor municipal, de modo que la supervivencia del servicio corre peligro a corto plazo.

En este sentido, la alcaldesa quiso tranquilizar los ánimos de los presentes y aseguró que se negociará la firma de un convenio con el Gobierno andaluz, «que nos permita contar con una cobertura legal adecuada para seguir prestando el servicio en los comedores escolares de los tres centros». La regidora afirmó que la firma de un nuevo convenio que regule el servicio de comedor supondría una solución definitiva y permitiría terminar el presente curso escolar con normalidad.

Moción

Precisamente, el pleno ordinario de marzo aprobó una moción defendida por el grupo de IU en la que se instaba tanto la Junta como al Ayuntamiento a que lleguen a un acuerdo que garantice la continuidad del servicio. Y al parecer, en ese cometido está embarcado el bipartito de Marbella. «La voluntad del equipo de gobierno ha sido siempre encontrar una solución que permita satisfacer las demandas y las necesidades de los tres colegios», señaló la regidora tras la reunión. Muñoz subrayó que el Ayuntamiento remitió hace meses una carta a la Junta con el fin de establecer las medidas que entre ambas administraciones podrían adoptarse con este objetivo e indicó que el Consistorio seguirá trabajando con el mismo propósito.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos