Ángeles Muñoz pide el archivo del 'caso PGOU' tras el fallecimiento del vicesecretario

Ángeles Muñoz pide el archivo del 'caso PGOU' tras el fallecimiento del vicesecretario

La defensa de la alcaldesa considera que la falsedad en el acta sólo se podría imputar al funcionario

Héctor Barbotta
HÉCTOR BARBOTTAMarbella

La defensa de la alcaldesa de Marbella, Ángeles Muñoz, ha solicitado que se vuelva a archivar el conocido como 'caso PGOU', en el que se investiga una posible falsedad en el acta del pleno del 19 de julio de 2009 en el que se aprobó ese documento urbanístico. Después de que la Audiencia Provincial ordenara la reapertura de la causa, al considerar la posibilidad de que podría haberse producido una falsedad por imprudencia, ya que lo recogido en el acta no se corresponde fielmente con la grabación de la sesión, el letrado que representa a Muñoz considera que el asunto sólo se podría imputar al vicesecretario municipal, Javier Alberto de las Cuevas, que firmó el acta y que falleció el mes pasado.

El escrito, presentado ante el Juzgado de Instrucción número 3 de Marbella, donde se instruyó la causa y que ya decretó el archivo que fue anulado por la Audiencia Provincial, sostiene que procede el sobreseimiento de la causa ya que la responsabilidad penal de De las Cuevas ha quedado extinguida por fallecimiento y es al funcionario a quien correspondía la redacción y custodia del acta del pleno «y la única persona que en su caso podría haber cometido el delito de falsedad en documento público, por imprudencia o sin ella».

El escrito, al que ha tenido acceso este periódico, destaca que el visto bueno que los alcaldes dan a las distintas certificaciones de los secretarios o funcionarios públicos no implica una supervisión ni autorización del acta, «ni mucho menos un deber de comprobar o fiscalizar su contenido, ni le hace responsables de posibles inexactitudes, omisiones o incluso falsedades que la misma contenga».

Según la defensa de la alcaldesa, no existen elementos fácticos, legales ni jurisprudencia para atribuir a nadie más responsabilidad por la presunta falsedad imprudente, por lo que procede el archivo de las actuaciones. El escrito destaca también que el acta del pleno no fue aprobada ni por el funcionario ni por la alcaldesa, sino por el propio pleno en su siguiente sesión.

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Málaga ordenó el pasado 15 de marzo reabrir el caso, en el que se investiga una posible falsedad en las actas del pleno municipal de Marbella celebrado en julio de 2009 en el que se aprobó ese documento de planeamiento urbanístico, anulado seis años más tarde. La Sala consideró que el archivo de la causa, ordenado por el juez instructor el pasado verano, fue precipitado y admitió de esa manera de forma parcial los recursos presentados por el fiscal de área de Marbella y el Grupo Municipal Socialista.

El caso, originado en una querella de la Fiscalía de Área de Marbella, intenta dilucidar si durante la celebración del pleno se advirtió a los concejales de la inclusión de modificaciones de última hora en el documento, tal y como recogen las actas. Estas modificaciones se refieren, entre otras, a 22 planos, incluidos los que reflejan las lindes con Benahavís, que fueron cambiadas sobre la propuesta original para dar cumplimiento a un dictamen del Consejo Consultivo de Andalucía.

Debido a que en esa zona se encuentra la vivienda de la alcaldesa, Ángeles Muñoz, el grupo socialista considera que hubo interés por parte de la regidora de ocultar el cambio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos