El Club de Amigos del Baloncesto de Estepona amplía con fondos propios el pabellón Ramos Cazorla para duplicar su capacidad

Las máquinas ya trabajan en la demolición de los muros./Charo Márquez
Las máquinas ya trabajan en la demolición de los muros. / Charo Márquez

Amigos del Baloncesto invertirán 300.000 euros para dotar a la instalación de una nueva pista homologada, gradas, vestuarios y sala de reuniones

CHARO MÁRQUEZ ESTEPONA.

El pabellón Ramos Cazorla está inmerso en pleno proceso de ampliación. El Club de Amigos del Baloncesto de Estepona (CAB), que convirtió este antiguo parque de bomberos en un pabellón de baloncesto hace dos años, necesita más espacio. No lo han dudado un momento y se han puesto manos a la obra.

El club consiguió en 2016 que el Ayuntamiento le cediera esta nave que permanecía infrautilizada desde que dejó de funcionar como parque de bomberos. Entonces invirtió 200.000 euros en transformar el inmueble en un pabellón con una pista central homologada y dos laterales cuyas dimensiones no cumplen con la reglamentación para la disputa de partidos oficiales. También disponía de almacén para materiales y servicios.

Las máquinas trabajan estos días en la demolición de las paredes para duplicar el espacio pues pasará de los 600 metros cuadrados actuales a 1.150. Tras la ampliación, el pabellón contará con dos pistas longitudinales con las dimensiones homologadas con una superficie sintética.

Otra de las novedades será la creación de una grada con capacidad para 200 personas sentadas. Un gran cambio ya que hasta ahora el público no tenía espacio para sentarse. Además el pabellón contará con vestuarios para equipos y para árbitros (algo de lo que carecía hasta ahora), almacén para material deportivo, sala de reuniones y multiusos, gimnasio y servicios públicos. «Por fin el club tendrá su propia oficina, algo que necesitábamos», comentan fuentes de la entidad.

Este nuevo proyecto, que está consensuado con el Ayuntamiento, cuenta con un presupuesto de 300.000 euros. Las obras se alargarán hasta finales de agosto, antes del comienzo de la nueva temporada.

El CAB nació hace seis años con tan sólo cuatro equipos federados. Para la próxima temporada contará con 24 equipos, lo que supone cerca de 300 jugadores federados. «Estamos creciendo a pasos agigantados y esta ampliación nos dará más margen para que los equipos tengan pistas para entrenar y disputar partidos», explican desde al directiva.

Actualmente el CAB utiliza La Lobilla, el Ramos Cazorla y Las Viñas. Desde la entidad agradecen la inversión del Ayuntamiento en materia deportiva y en infraestructuras, «lo que favorece la práctica y el aumento de deportistas en nuestro municipio», apuntan.municipio», apuntan.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos