Ampas de tres centros de Marbella piden más personal para las cocinas

Representantes de los ampas presentan su escrito en el registro de entrada. /Josele-Lanza
Representantes de los ampas presentan su escrito en el registro de entrada. / Josele-Lanza

La plantilla compuesta por 11 cocineros, dependientes del Ayuntamiento, se reducirá a 9 con las próximas jubilaciones

Charo Márquez
CHARO MÁRQUEZ

Los colegios públicos Vicente Aleixandre, Rafael Mayoralas y Juan Ramón Jiménez son los únicos de Marbella ( y de los pocos de Andalucía) que cuentan con cocina propia en sus comedores escolares. Pero las ampas de estos centros están preocupadas porque ven que este servicio corre peligro ante la falta de personal. Actualmente 11 cocineros y cocineras dependientes del Ayuntamiento prestan el servicio a unos 800 escolares, pero los padres denuncian que la falta de reposición del personal, ante bajas por enfermedad, asuntos propios o jubilaciones, está mermando la plantilla y con ello el propio servicio de comedor. La situación se agravaría a partir de abril cuando están previstas dos jubilaciones.

Así exponen, que rara es la ocasión en que la plantilla está completa y que desde el comienzo del curso 2017- 2018, en más de una veintena de ocasiones, los alumnos han tenido que comer en platos de plástico, «con la consiguiente falta de salubridad e higiene, sin tener en cuenta los casos particulares de alergias e intolerancias alimentarias».

Las tres ampas solicitaron ayer, vía registro de entrada, el convenio que rige la competencia entre el Ayuntamiento y la Junta de Andalucía en relación al persona de la cocina de los tres centros. Aseguran que ni ellos, ni las direcciones de los colegios conocen este convenio. Y rechazan las posibilidad de que ante la reducción de personal de cocinas los comedores pasen a estar atendidos por un catering como en la mayoría de los centros públicos de la Junta de Andalucía.

Por su parte, IU hará llegar la petición de estas ampas al pleno y solicitará en la próxima sesión que se garantice el servicio, para lo que pedirá que se inicien los procedimientos para la contratación que permita cubrir en número adecuado y sustituir «con la inmediatez necesaria» las bajas que se produjeran. Además impulsarán la firma de un convenio de colaboración entre Ayuntamiento y Junta para garantizar la prestación de ese servicio. El portavoz de IU, Miguel Díaz, manifestó ayer que estas cocinas ofrecen su servicio desde hace décadas, «y su mantenimiento en ningún momento compromete la Hacienda municipal pues el Ayuntamiento lleva años en situación de superávit».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos