Alumnos con intolerancias de dos centros de Marbella se quedan sin comer por problemas del catering

El comienzo de curso ha generado más problemas de los habituales
El comienzo de curso ha generado más problemas de los habituales / Josele-Lanza -

La empresa Perea Rojas no entregó los menús especiales para alérgicos en los colegios Públicos Pinolivo y Xarblanca ni lunes, ni martes

Charo Márquez
CHARO MÁRQUEZ

El comienzo de curso ha sido caótico para los niños con alergias alimenticias y para sus padres en los colegios públicos de Xarblanca y Pinolivo. Ni lunes, ni martes llegaron a los centros los menús especiales y los niños se quedaron sin comer. Los padres se pusieron ayer en pie de guerra con quejas y llamadas de teléfono a los centros y a la empresa responsable del servicio, Perea Rojas.

Tanto en Xarblanca como en Pinolivo el catering no llevó los menús especiales para alumnos con alergias o intolerancias. Yen ambos casos aseguraron a los padres que se pusieron en contacto con ellos, que la culpa era de los centros por no enviar el listado de los niños con estas necesidades. Extremo éste negado por los progenitores que, desde la semana pasada y a través de los colegios, ya habían tenido que presentar los informes sobre las alergias de sus hijos a la concesionaria.

A algunas madres del CEIP Xarblanca el catering les ofreció otra versión. Los menús se habían elaborado el viernes pasado y se entregaron en el centro el lunes, para las comidas de ese día y de ayer martes. Aunque las primeras quejas les llegaron el lunes, no les dieron solución para ayer porque la comida ya estaba entregada para los dos días. Las madres no entienden cómo no se hacen y se reparten los menús a diario. «En años anteriores si había niños que tenían gastroenteritis lo comunicábamos por la mañana y el catering nos enviaba una dieta blanda en el día. Con este sistema de reparto, si hay un niño enfermo, o se come el menú normal o se queda sin comer», se quejan.

La dirección del colegio Pinolivo compró comida en un supermercado para los alérgicos ante la falta de menú especial

Ante la falta de comida para los afectados por alergias, la dirección del centro tuvo que avisar a los padres para que recogieran a sus hijos. «Yo llegué a las 15.30 horas y mi hijo pasó el tiempo de comedor con un trozo de pan y agua. Pero otros padres que trabajan no pudieron recoger a sus hijos hasta las 4 de la tarde», describe una afectada.

En el CEIP Pinolivo, la dirección del centro optó por salir a un supermercado cercano y compró comida para los niños celiacos y con intolerancia a la lactosa que no tenían sus menús.

Cristina Mariño, madre de una alumna celiaca de este colegio público, explica que, puesta en contacto con Perea Rojas, le comentaron que no habrá menús específicos para estos niños, sino que se elaboran los mismos que para el resto del alumnado, pero eliminando los productos a los que son alérgicos. «Esto me genera una gran intranquilidad y no me da garantías de que mi hija pueda verse afectada», comenta temerosa ante una posible contaminación cruzada en la preparación de los menús.

La empresa de catering Perea Rojas, adjudicataria del servicio, explicó ayer a este periódico que se produjeron «problemas puntuales» como consecuencia de la avería de uno de sus camiones. Argumentaron que llevaban 19 años con la misma empresa de transportes, pero este curso han cambiado «con el objetivo de mejorar», pero que hubo «descoordinación» como consecuencia del primer día de colegio. Añadieron que atienden a 120 centros en Málaga y 80 fuera de la provincia y que un fallo en un camión pudo provocar un «efecto dominó» en los horarios de entrega.

Los representantes de la empresa también afirmaron que recibieron llamadas de padres afectados, «pero los directores de los centros no se ha quejado», matizaron.

El Ampa de Xarblanca ha redactado un escrito de protesta contra la empresa de catering dirigido a la Junta de Andalucía quejándose de «la escasa calidad y cantidad» de los menús. Solicitó explicaciones y responsabilidades por las incidencias producidas, así como aclaraciones sobre la contratación de esta empresa que arrastra denuncias y quejas no sólo en nuestra comunidad sino en otros puntos del país.

Por otra parte, trabajadores de Perea Rojas, contactaron con SUR para manifestar su «angustia y preocupación» ante las opiniones adversas vertidas por los padres al considerar que podrían estar en peligro sus puestos de trabajo.

La delegación provincial de Educación de la Junta de Andalucía confirmó ayer que «efectivamente» se habían detectado incidencias en esos centros «que han sido gestionadas por sus respectivas direcciones en el sentido de proporcionar la mejor atención posible al alumnado». La Junta añadió que se han adoptado medidas respecto a la empresa concesionaria del servicio «para que proceda a normalizarlo con carácter inmediato».

Fotos

Vídeos