Los agentes de Estepona acusados de una agresión sexual acababan de terminar un servicio extraordinario de 24 horas

Los investigados continúan en los calabozos de la comisaría de la localidad. /CHARO MÁRQUEZ
Los investigados continúan en los calabozos de la comisaría de la localidad. / CHARO MÁRQUEZ

Charo Márquez
CHARO MÁRQUEZ

El jefe de la Policía Local de Estepona, Alfredo Torres, explicó ayer que los dos agentes detenidos se encontraban realizando un servicio extraordinario de 24 horas la noche del sábado y puntualizó que, cuando se produjo la presunta agresión, los agentes ya no estaban de servicio, aunque en la denuncia consta que aún iban con el uniforme reglamentario.

El jefe también explicó que «no es normal» que los agentes, en una intervención con un conductor ebrio se ofrezcan a llevar el coche a su domicilio. «Sí lo es que pidan que aparquen el coche y que avisen a alguna persona de la familia o amigos que pueda hacerse cargo del vehículo», comentó al respecto.

Por otra parte, desde el sindicato CSIF del Ayuntamiento de Estepona, integrado en su mayoría por policías locales, confirmaron que a uno de los agentes detenidos se le había abierto un expediente disciplinario, que fue archivado y que no supuso sanción para el funcionario. Dicho expediente estaba relacionado con una queja vecinal por la retirada de vehículos con la grúa.

Las mujeres de Estepona se movilizaron ayer para protestar por este supuesto caso de violación en el municipio. La asociación de Mujeres Peñas Blancas y la Plataforma Feminista de Estepona celebraron una concentración a las puertas de la sede del primero de los colectivos. En sendos manifiestos mostraron su «repulsa» por la presunta violación y rechazaron el «sistema patriarcal». Instaron a que no se hagan juicios paralelos a la víctima y anunciaron concentraciones los primeros viernes de cada mes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos