Los adolescentes concentran las mayores tasas de quemaduras solares

MÓNICA PÉREZ MARBELLA.

Son quienes mejor acceso tienen a la información, quienes atesoran un mayor conocimiento sobre campañas acerca de los beneficios de unos hábitos saludables de exposición al sol, y también de los riesgos que lleva consigo no ponerlos en práctica. Sin embargo, las estadísticas sitúan a los adolescentes en la cúspide de entre los colectivos sociales con mayores tasas de quemaduras solares. Así lo ha constatado el estudio llevado a cabo en el marco de la Campaña de Fotoprotección entre jóvenes de la Costa. «No les importa correr los riesgos de una quemadura solar para alcanzar un bronceado. Lógicamente un adolescente no está pensando en el largo plazo de la repercusión que pueda tener una quemadura solar en su vida», explica Magdalena de Troya, directora del Área de Dermatología del Hospital Costa del Sol. La profesional advierte de los resultados del reciente estudio realizado con 270 adolescentes de entre 14 y 17 años de la Costa del Sol. El 74% de ellos refirió quemaduras solares en el último verano. El mismo informe refleja que los entrevistados mostraron conocimientos adecuados en torno al sol y al cáncer de piel, sin embargo, «evidenciaron conductas muy deficitarias de protección solar».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos