Administradores de fincas denuncian los trastornos que genera el alquiler vacacional en las comunidades

El presidente del CAF, Fernando Pastor, la alcaldesa Ángeles Muñoz y el director provincial de Vivienda de la Junta, José María García ./Josele-Lanza -
El presidente del CAF, Fernando Pastor, la alcaldesa Ángeles Muñoz y el director provincial de Vivienda de la Junta, José María García . / Josele-Lanza -

El colegio profesional de Málaga pide a las administraciones que pongan orden en el «desmadre» de las viviendas turísticas

Mónica Pérez
MÓNICA PÉREZMarbella

Más de 150 administradores de fincas de toda España participan desde ayer en Marbella en un encuentro organizado por el colegio profesional de Málaga y Melilla con dos destacados temas de debate sobre la mesa. De un lado, las viviendas de uso turístico. De otro, la ocupación ilegal. Dos asuntos que tienen especial incidencia en la Costa del Sol, como señaló el presidente del Colegio de Administradores de Fincas de Málaga y Melilla, Fernando Pastor, quien destacó la necesidad «alcanzar un acuerdo con las administraciones para acabar con el desmadre que hay» en materia de alquileres vacacionales, un fenómeno en expansión que deja a su paso, apuntó, «importantes problemas de convivencia a los que hay que buscar una solución».

En este sentido, Pastor incidía ayer en Marbella en la apertura del V Curso CAF Málaga Dospuntocero (que se prolonga hasta hoy) en que los alquileres turísticos «ocasionan no solo daños materiales en algunas comunidades, sino graves problemas de convivencia». El verano de cifras récord en el turismo que acabamos de dejar atrás ha puesto de manifiesto que estos problemas existen y cada vez más. De ello es buena muestra, defiendió el presidente del CAF, el incremento de las quejas de los colegiados ante estas situaciones una vez hecho balance de lo ocurrido en el periodo estival.

Por ello, el mensaje trasladado por los profesionales del gremio de los administradores de fincas reunidos en Marbella se dirige directamente a las administraciones públicas para que doten a las comunidades de vecinos de mecanismos para controlar el fenómeno. «Hay que habilitar mecanismos que permitan a las comunidades de propietarios limitar el uso turístico de las viviendas con más facilidades de las que exige ahora la ley», apuntó.

La ocupación ilegal de viviendas, ¿una oportunidad?

Uno de los asuntos a debate en el V Curso CAF Málaga Dospuntocero fue el de la ocupación ilegal de viviendas. El director provincial de la Agencia de la Vivienda y Rehabilitación de la Junta de Andalucía, José María García, subrayó que este fenómeno se ha convertido en un «problema», especialmente en la Costa del Sol, pero al mismo tiempo defendió que «con una buena regulación, esta situación puede convertirse en una oportunidad que derive en una regularización para el parque de vivienda de la Costa». García dirigió además su intervención hacia la eficiencia energética y sostenibilidad.

El Colegio de Administradores de Fincas de Málaga abandera una iniciativa a nivel regional para que las comunidades de propietarios tengan más herramientas para prohibir que haya viviendas turísticas en su edificio. A día de hoy, la Ley de Propiedad Horizontal deja la puerta abierta a que los vecinos puedan vetar este tipo de actividades, siempre y cuando venga expresamente recogido en sus estatutos. Si no es así, habría que modificarlos. Este es un procedimiento complejo, ya que requiere del acuerdo unánime de todos los propietarios.

Ante esta situación los administradores de fincas de la provincia ya han contactado con la Junta y elaboran una propuesta formal que, a través del Consejo Andaluz que aglutina a todos los órganos colegiales de la región, le trasladarán al Ejecutivo autonómico para que introduzca en el decreto que regula el establecimiento de apartamentos turísticos un artículo en el que se exponga que la autorización o el veto se pueda decidir por mayoría en lugar de por unanimidad.

Los administradores señalaron además a la Costa del Sol como el área donde se concentran los mayores problemas. No es extraño, teniendo en cuenta el incremento que ha experimentado en la zona el alquiler vacaciones. Solo en Marbella, como recordó la alcaldesa Ángeles Muñoz durante la apertura del curso del Colegio de Administradores de Fincas, el número de este tipo de viviendas supera ya al de plazas hoteleras. Es por ello, defendió, que sea «indispensable que haya una regulación clara. Hay otros puntos de España que han sido capaces de regularlo, pero aquí, la Junta, los ayuntamientos y los administradores debemos tener claro el concepto y la normativa de aplicación para el uso de vivienda turística y que ello suponga un equilibrio entre los que viven en la zona con los que llegan», indicó. La regidora marbellí abogó porque la Administración autonómica «aclare los conceptos que no están regulados y que actualmente generan incertidumbre».

Marbella supera a día de hoy la cifra de las 16.000 viviendas de uso turístico frente a las 12.000 plazas hoteleras disponibles. Por ello, avanzó, su regulación ya fue sometida a debate durante el último encuentro del Foro de Turismo e Innovación, donde se expusieron las experiencias de otras ciudades donde se ha conseguido una «regulación clara», como San Sebastián.

Temas

Turista

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos