La actual concesionaria del complejo El Campanario de Estepona obtiene la máxima puntuación

La actual concesionaria del complejo El Campanario de Estepona obtiene la máxima puntuación

El PSOE califica de «inaceptable» que Trasobares Sol SL mantenga la adjudicación pese a incumplir el contrato

Charo Márquez
CHARO MÁRQUEZ

El proceso de adjudicación de las instalaciones del complejo deportivo y de ocio El Campanario tienen un claro vencedor: la actual concesionaria, Trasobares Sol SL, que ha obtenido la máxima puntuación en el informe técnico del proceso de licitación. La empresa ha obtenido 20 puntos, el máximo posible, frente a los 6,5 puntos del segundo candidato, la UTE Huergo Calleja Guansa Sport, según consta en el informe definitivo al que ha tenido acceso este periódico.

El técnico señala en las conclusiones de este documento que Trasobares ha presentado una oferta «muy detallada y documentada, proponiendo soluciones y actividades muy atractivas tanto para la población de Estepona, como para el reclamo turístico». Mientras que de su competidor señala que su propuesta es «más vaga, ambigua y menos concreta, y podría servir tanto para el complejo objeto de la presente concesión como para cualquier otro de similares características».

Trasobares además ofrece una inversión total de 820.667 euros, y valora en 454.256 euros anuales los gastos de personal para el funcionamiento de las instalaciones. La UTE, por su parte, ofrece una inversión nueva total sin especificar coste, consistente en la realización de 3 nuevas pistas de tenis, 4 pistas de pádel y unas gradas desmontables para eventos deportivos. «No se aporta valoración de gastos de personal, ni detalle del tipo de pistas a realizar o gradas desmontables a instalar», refleja el técnico en su informe.

En materia docente Trasobares propone un Club Infantil para niños de 8 meses a 5 años. Por su parte, la UTE Huergo oferta para la sección de hostelería un restaurante con un chef con dos estrellas Michelín y una escuela de cocina.

El PSOE de Estepona y un particular vecino de la zona denunciaron el pasado año que Trasobares estaba realizando un uso «fraudulento» de las instalaciones y que incumplía el contrato de concesión. Así argumentaron que, según el contrato firmado con el Ayuntamiento en abril de 2016, la empresa debería haber desalojado las instalaciones en abril de 2017 mientras se sacaban de nuevo a concurso. El uso de estas instalaciones debía ser el ocio y el deporte, pero los socialistas aseguraron que se estaban llevando a cabo otras actividades como administración de comunidades e inmobiliaria, además de guardería infantil. El PSOE ha estado solicitando información al equipo de gobierno en los últimos plenos para conocer qué actuaciones, controles e inspecciones estaban llevando a cabo.

La portavoz del PSOE, Manuela Benítez, ha calificado de «inaceptable e intolerable» que el equipo de gobierno vaya a adjudicar de nuevo este complejo a una empresa que ha incumplido el contrato al que estaba sujeto. Acusa además a Trasobares Sol de deber el finiquito a varios de sus trabajadores. Benítez asegura que es «absurdo» que se acepte la oferta de una entidad «que no ha cumplido el contrato anterior».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos