El abogado del PSOE se niega a acudir a la declaración de los nuevos testigos del 'caso PGOU'

Diego Eyzaguirre, ayer por la mañana en los juzgados de Marbella. /Josele-Lanza -
Diego Eyzaguirre, ayer por la mañana en los juzgados de Marbella. / Josele-Lanza -

El letrado del grupo socialista exige que la causa vaya al Supremo al entender que la investigación se debe dirigir a Ángeles Muñoz

Héctor Barbotta
HÉCTOR BARBOTTAMarbella

Los cuatro nuevos testigos del 'caso PGOU', citados a petición del fiscal y de la acusación ejercida por el Grupo Municipal Socialista, comparecieron ayer en el Juzgado de Instrucción número 3 de Marbella, donde se tramita esta causa. Se trata de los exconcejales Susana Radío (PSOE) y Diego Eyzaguirre (PP) y de las funcionarias que transcribieron las actas del pleno en el que se aprobó el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de 2010, cuya posible falsedad es lo que este procedimiento intenta dilucidar.

Las comparecencias ha tenido lugar sin la presencia del letrado que representa al grupo socialista, José Mariano Benítez de Lugo, quien ha decidido no acudir al entender que el juzgado de instrucción de Marbella ya no es el competente para entender en la causa. El procedimiento tenía como único investigado al exvicesecretario municipal, Javier de las Cuevas, quien falleció el pasado febrero. El grupo socialista, al igual que el fiscal, considera que las actuaciones deben ser remitidas al Tribunal Supremo para determinar las posibles responsabilidades de la alcaldesa, Ángeles Muñoz, aforada por su condición de senadora.

El pasado 8 de junio, el abogado que representa al grupo socialista remitió un escrito al juez instructor en el que se le solicitaba que se suspendieran las comparecencias de hoy a la espera de que se diera respuesta a la petición formulada por el fiscal el pasado 13 de abril para que el propio juez se inhibiera en favor del Tribunal Supremo. Esta petición no fue atendida, por lo que el letrado decidió no tomar parte en los interrogatorios.

El portavoz socialista, José Bernal, mostró ayer su convencimiento de que Ángeles Muñoz, personada en la causa, «intentará usar vericuetos procesales para conseguir la anulación de todo lo actuado».

El caso, originado en una querella de la Fiscalía de Área de Marbella, intenta dilucidar si durante la celebración del pleno se advirtió a los concejales de la inclusión de modificaciones de última hora en el documento, tal y como recogen las actas. Estas modificaciones se refieren, entre otras, a 22 planos, incluidos los que reflejan las lindes con Benahavís, que fueron cambiadas sobre la propuesta original para dar cumplimiento a un dictamen del Consejo Consultivo de Andalucía, según declaró el redactor del PGOU, Manuel González Fustegueras.

Modificaciones

Una de las testigos que compareció ayer, la exportavoz socialista Susana Radío, aseguró ante las preguntas del juez que en el momento en el que se produjo la votación para la aprobación inicial del PGOU su grupo desconocía esas modificaciones. Por ello, explicó, en el siguiente pleno el Grupo Socialista se abstuvo en la votación en la que se aprobaron las actas cuando la conducta habitual era dar el voto afirmativo.

Por su parte, Eyzaguirre afirmó ante el juez que no recordaba los detalles de aquella sesión, que se celebró hace nueve años, ya que el área que tenía a cargo no era Urbanismo, sino Tráfico.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos