Marbella, el lujo a debate

Marbella, el lujo a debate
/ Josele-Lanza -
  • El I Foro Internacional de economía y empleo del segmento del lujo da el pistoletazo de salida al Marbella Luxury Weekend, un fin de semana cargado de citas exclusivas con Puerto Banús como epicentro del lujo

¿Qué es el lujo?, ¿quiénes lo consumen?, ¿qué benificios reporta al destino el turismo del lujo?, ¿qué ventajas fiscales demandan los consumidores de alto poder adquisitivo? Son algunas de las preguntas que se han debatido hoy en el Marbella Luxury Forum, el I Foro Internacional de Economía y Empleo del segmento del lujo que se ha celebrado en Marbella y que da el pistoletazo de salida al Marbella Luxury Weekend, un fin de semana cargado de citas exclusivas con Puerto Banús como epicentro del lujo.

No es casualidad que el primer foro sobre lujo tenga su sede en Marbella, destino turístico de la excelencia. El Marbella Luxury Forum ha reunido a representantes de marcas exclusivas, arquitectos, urbanistas, expertos en arte, representates del mundo del golf, políticos, empresarios, consultores fiscales y tecnológicos, todos en torno al lujo. El presidente del Foro, el empresario marbellí Miguel Gómez, ha jusitifcado la elección de Marbella como sede de esta plataforma de debate basándose en un dato económico: Marbella es la segunda ciudad española, destrás de Barcelona, y por delante de Madrid en gasto en el sector del lujo, con un 26%.

El primer teniente alcalde y concejal de Turismo Javier Porcuna, ha valorado la inciativa y perseverancia de Miguel Gómez al recuperar la cita del 'Marbella Luxury Weekend' que corría el riesgo de desaparacer. El edil ha avanzado que esta nueva edición renace con la ambiciión de perpeturase en el tiempo y además de ser la cita internacional más importante en Europa tras el Festival de Cannes.

Lujo y sostenibilidad no son conceptos contrapuestos o incompatibles. Así lo ha defendido el consejero delegado de Acosol, Mauel Cardeña, quien han resaltado el esfuerzo de la empresa pública de agua de la Costa del Sol con el riego de campos de golf con agua reciclada que convierten a la Costa del Sol en la región europea que concentra el mayor número, en total 45. Ha señalado que el papel de Acosol en este foro es el de "garantizar que nuestro turismo de lujo es sostenible. Lo sostenible es chic y es de lujo". Además el consejero ha hecho hinncapié en la necesidad de reforzar el destino turístico Costa del Sol con garantías medioambientales, para competir con competidores que ya ponen en excelencia este aspecto.

Sí existe una mayor correlación entre arte y lujo, y el director del Centro de Arte Contemporáneo (CAC) de Málaga, Fernando Francés, ha expuesto cómo el arte cambia ciudades y se convierte en generador de riqueza e impulsor del turismo. Como no podía ser de otra forma, ha puesto a Málaga como ejemplo, una ciudad que en 14 años ha creado 13 museos. Ha indicado que el turismo del arte está por encima del del golf en gasto por turista e igualdado al del sector naútico. Respecto a Marbella ha afirmado que queda mucho por hacer y ha demandado un gran evento cultural y artístico para que al ciudad se consolide como destino de lujo. Para ello ha reclamado a las administraciones que pongan en valor las obras de los numerosos coleccionistas que residen en la comarca "y que estarían encantados de ceder sus obras", para crear museos o fundaciones con actividades permanentes durante todo el año. Francés ha criticado el Museo del Grabado Español Contemporáneo de Marbella, calificándolo de "anacrónico" y asegurando que no es "un referente cultural".

¿Cómo debe ser una ciudad de lujo? A esa pregunta ha tratado de responder el el urbanista José Luis Cañavate, presidente del Comité Científico de la Fundación Ciudad. La clave radica en la ecuación espacio/tiempo, según el ponente, quien ha reclamado la recuperaciíon del espacio público "para ser felices mientres nos movemos y que el trayecto también sea placentero". Cañavate ha revelado que la lista de las diez ciudades más lujosas del mundo, no coincide con la de las 10 ciudadades más felices, pero sí con las más caras.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate