Opciones para no tirar agua al mar: ampliar la presa o conducciones hasta Málaga

La escasa capacidad del embalse de La Concepción -apenas 61,5 hectómetros cúbicos- hace que se llene casi con la misma rapidez con que se vacía tras una época de elevado consumo. La paradoja surge cuando un exceso de carga obliga a abrir las compuertas para tirar agua al mar, mientras en otros puntos de la provincia la sequía obliga a abastecerse con camiones cuba. Desde hace años las administraciones plantean soluciones a esta situación. Sobre la mesa, la apuesta de la Junta por un recrecimiento del embalse de La Concepción con una nueva presa, de modo que pase de los 61,85 hectómetros cúbicos de capacidad actual a los 180. En un informe elaborado por el Ejecutivo andaluz se reconoce que la infraestructura hidráulica actual no permite trasvasar más de cinco hectómetros cúbicos al año desde esta presa a Málaga capital y la Axarquía. Por ello plantean la ejecución de dos tramos de conducciones: entre Marbella y Fuengirola y otra entre Fuengirola a Málaga. El coste, unos 65 millones, es a día de hoy inasumible. Pero además, como reconoce la Junta en su informe, «en el supuesto de que ambos tramos estuvieran ya ejecutados, «tampoco podría transferirse un caudal mayor al actual de 200 litros por segundo, ya que la escasa capacidad del embalse de La Concepción no lo permitiría sin poner el riesgo el abastecimiento de la Costa Occidental.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate