Teresa Rodríguez rechaza que exista un ultimátum para romper el pacto municipal de Marbella

Teresa Rodríguez, hoy en el puerto pesquero de La Bajadilla
Teresa Rodríguez, hoy en el puerto pesquero de La Bajadilla / Josele-Lanza -
  • La líder andaluza de Podemos pone la labor del grupo municipal de Marbella como ejemplo de la política que hay que impulsar con los socialistas

Teresa Rodríguez ha negado hoy en Marbella que exista un ultimátum de Podemos a Izquierda Unida para que rompa los pactos de gobierno municipal que mantiene con el PSOE, entre ellos el de esta ciudad, pero sostiene que gobernar con los socialistas es un error en el que su fuerza no caerá. La líder andaluza de la formación morada ha negado que el documento conocido ayer, en el que se establecen criterios para la confluencia entre ambas fuerzas y que critica las alianzas de gobierno entre IU y los socialistas, es apenas un borrador que no tendrá forma definitiva hasta julio tras recibir aportaciones de los círculos y militantes de Podemos.

Rodríguez, que ha estado en Marbella para reclamar mejores condiciones laborales para los trabajadores del sector turístico y exigir más inspecciones de trabajo que garanticen el cumplimiento del convenio de la hostelería, puso al grupo municipal de Costa del Sol Sí Puede en esta ciudad como ejemplo de lo que debe se la relación entre su fuerza y el PSOE. “Debemos hacer como en Marbella, donde en cada negociación con el gobierno arrancamos victorias, recuperamos espacios públicos o evitamos privatizaciones”, subrayó.

En relación con el documento en el que se debatirá la confluencia de su formación con IU y otras fuerzas de izquierda, la líder de Podemos destacó que existen tres líneas rojas de actuación política: no dejar gobernar al PP; no entrar en gobiernos con el PSOE, y basarse en lo que considera los pilares de la nueva ética política, con limitaciones de mandato y de salario y con la no profesionalización de esta actividad.

Rodríguez señaló que todo esto se va a debatir durante los próximos dos años, por lo que no existe ningún tipo de presión sobre IU para que revise ahora pactos como el de Marbella. “Yo no voy a decirle a nadie lo que tiene que hacer con su fuerza política, esto no es una imposición; hay tiempo más que de sobra hasta las elecciones municipales de 2019 y esto es sólo un primer borrador de un primer documento”, concluyó.

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate