Una madre de novela

Un momento de la presentación.
Un momento de la presentación. / Josele-Lanza -
  • La hija de Paco de Lucía presenta su primera novela en la que hace un homenaje a su madre

Su padre fue un genio de la guitarra, pero su madre no se queda atrás. Casilda Sánchez Varela, hija de Paco de Lucía y de Casilda Varela, presentó ayer en Marbella su primera novela, «Te espero en la última esquina del otoño».

La autora no quiere reivindicar la figura de su madre, «porque esa palabra tiene una connotación de lucha», aclaró, si no más bien homenajear a Casilda Valera Ampuero, hija del general y ministro franquista José Enrique Varela y de una mujer de la alta burguesía vizcaína. Mujer fascinante, imaginativa, fantasiosa, tuvo una vida de novela.

«Desde pequeña siempre pensé que era perfecta para una novela. Tuvo una vida apasionante; es una mujer muy interesante y muy literaria», comentó su hija que recordó que su madre se crió en el Marruecos colonial encima de un zoco. En navidad los hombres del desierto le llevaban un león o un corderito de regalo. «Esa vida tan colorida era para mí como un cuento. Luego se fue a bailar por el mundo. Estuvo en Líbano, Jordania e Irán», comentó.

No es de extrañar que con estos padres no surgiera la vena literaria en la hija. Aseguró que ambos eran grandes narradores, «los dos escribían muy bien y con mucha inteligencia; mi padre era muy expresivo y te atrapaba cómo te contaba las cosas». En este homenaje a su madre Casilda explicó que el hecho de ser la pareja de Paco de Lucía no le produjo sentimiento de soledad. «Cuando eres una mujer con tanta identidad, es difícil vivir a la sombra de alguien que es un genio y es reconocido en todo el mundo. Encontrar tu sitio ahí es difícil y exige un acto de generosidad importante», señaló.

La historia de sus padres es el espíritu que guía esta novela de amor, soledad y fama. Los personajes, al igual que los padres de Casilda, provienen de mundos completamente distintos, son personas muy diferentes pero unidos por su afinidad. «Era una afinidad fuera de lo normal de dos personas que sobre el papel no tenían mucho que ver, de clases sociales y educación distinta y se encuentran y hablan el mismo idioma. Cuando los veías por separado coincidían en el análisis de las cosas».

El tema principal de la novela, según la autora, es el amor desde todos los puntos de vista posible: «el desamor, el amor después del enamoramiento, que es ese proceso tan largo cuando te abandona la adrenalina; la ausencia de amor, que es la soledad».

La presentación de Casilda y su libro corrió a cargo de Pedro Luís Gómez, director de publicaciones de SUR, escritor y periodista; y de Silvia Grijalba, periodista y novelista y gerente de la Fundación Rafael Pérez Estrada y Casa Gerald Brenan de Málaga. Gómez presentó a los protagonistas de la novela, Cora y Chino como « jóvenes, ilusos, ambicionados y emotivos, quienes recorrerán por la carretera del amor, que suele estar repleta de curvas y socavones, pero que cuando se atraviesa tiene siempre un principio y un final, un destino al discurrir que en este caso se hace a través de 311 páginas».

Cuando acabe con las presentaciones de su libro, Casilda se sentará a escribir su segunda novela, esta vez de género negro. Y además continuará con su hermano trabajando en el guión de una serie documental.

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate