La Junta respalda que los ayuntamientos puedan dar uso a parte de su superávit presupuestario

 José Bernal, el consejero José Sánchez Maldonado, y el economista José Carlos Díez. :: josele-lanza
José Bernal, el consejero José Sánchez Maldonado, y el economista José Carlos Díez. :: josele-lanza
  • El consejero de Empleo aboga por una fórmula que compatibilice las políticas de estabilidad presupuestaria con las de incentivo a la actividad económica

El Ayuntamiento de Marbella lleva tiempo reclamando al Estado una «flexibilización» de la Ley de Estabilidad Presupuestaria que permita a las administraciones locales con cuentas saneadas disponer de parte del superávit anual para destinarlo a inversiones en la ciudad que redunden en una mejora de los servicios públicos. En casos como el de Marbella, con tres ejercicios seguidos con remanente de Tesorería Positivo y el pago de deuda pública al día tras liquidar la privada, el denominado techo de gasto impuesto por la norma estatal, sigue siendo un lastre. El consejero de Empleo, Empresa y Comercio de la Junta de Andalucía, José Sánchez Maldonado, se manifestaba ayer a favor de que los ayuntamientos con cuentas saneadas puedan utilizar «parte» de su superávit. En este sentido, dijo ser partidario de la posibilidad de «compatibilizar las políticas de estabilidad presupuestaria con las de incentivo a la actividad económica».

Maldonado, que participaba en la conferencia 'Empleo de calidad en la era digital' en el Marbella Internacional University Center junto al economista José Carlos Díez y el alcalde, José Bernal, remarcaba su respaldo a la iniciativa y, en este sentido, defendió que «habría que permitir a los ayuntamientos saneados que pudieran utilizar parte de su superávit en los servicios públicos que tienen que prestar a los ciudadanos», e insistió en que «si tenemos en cuenta que esos servicios públicos, durante los últimos años, debido a la tasa de reposición y la fuerte restricción financiera de inversión de todas las instituciones, es necesario recuperar esta pérdida de prestación y se calidad en los servicios que prestan los ayuntamientos».

«Es de sentido común y de lógica. No hace falta ser economista. Los ayuntamientos, gracias al tremendo esfuerzo que han hecho y al que se han visto obligados por la Ley de Estabilidad, tendrían que tener un mayor margen para aplicar esos recursos», defendió el consejero y catedrático de Economía.

Las peticiones de los ayuntamientos tuvieron hace meses como respuesta una campaña del PSOE, formación que solicitó al Gobierno central una modificación de la regla del techo de gasto para que los ayuntamientos con cuentas públicas saneadas puedan aumentar sus inversiones.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate