Diario Sur

«Más de 1.200 policías nacionales trabajan cada día sin chaleco en la provincia»

El suceso que tuvo lugar el pasado jueves en Estepona, en el que un policía nacional se salvó de que un joven le atravesara el pecho con una lanza metálica gracias a que llevaba puesto el chaleco antibalas, ha vuelto a demostrar la necesidad de que los agentes cuenten con esta medida de protección. Los sindicatos de este cuerpo de seguridad defienden al unísono que cada efectivo debe contar con un chaleco.

Sin embargo, la realidad está lejos de ser como ellos quieren. La secretaria general del Sindicato Unificado de Policía (SUP) en Málaga, Mariló Valencia, aseguró ayer que actualmente hay más de 1.200 policías nacionales en la provincia de Málaga que trabajan cada día sin chaleco.

Y es que desde la Dirección General de la Policía Nacional se está priorizando la entrega de los chalecos a los agentes de Seguridad Ciudadana, que son las dotaciones uniformadas que cada día se ven en las calles de la ciudad. Valencia insiste en que todos los policías lo necesitan y no solo ellos, pero que en la citada brigada en la provincia todavía hay un diez por ciento de los agentes que no cuentan con esta medida de protección.

Juan Carlos Gil, responsable en Andalucía oriental de la Confederación Española de Policía (CEP), explica que hay muchas unidades que trabajan cada día de paisano que también los necesitan: «Son agentes de grupos que están en la calle, luchando contra el menudeo, por ejemplo, y que están igual de expuestos que los que van uniformados. La calle es igual para todos».

En este mismo sentido se pronuncia Susana Corrales, secretaria general de la Unión Federal de Policía (UFP) en Málaga. Además, señala que, para suplir la falta de plantilla que hay actualmente en Málaga, agentes que están en las oficinas tienen que salir a la calle por necesidades del servicio y no tienen chaleco. Por ello, vuelve a insistir en la necesidad de que cada policía cuente con su chaleco.

Desde los tres sindicatos policiales muestran su respaldo a la actuación de los agentes en Estepona del pasado jueves, en la que el sospechoso tuvo que ser reducido a tiros después de que agrediera a uno de los policías. Afirman que la actuación fue totalmente adecuada a la situación que se estaba produciendo.

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate